Belén Esteban sigue atrayendo más polémicas en las últimas semanas. La colaboradora, protagonista de numerosas salidas de tono, tanto dentro como fuera de plató, no dudaba hace tan sólo unos días, en pedir un referéndum para que los ciudadanos elijan si quieren exhumar o no los restos del dictador Franco. Esto supuso [VIDEO] un escándalo para la audiencia, que incluso acusó [VIDEO] al programa de "enaltecimiento del franquismo".

La audiencia pide la retirada del carnet

Con todo, ahora el escándalo viene por parte de la propia audiencia. Ellos no han dudado en pedir la retirada del carnet de conducir de Belén Esteban después de que el propio programa revelase que la colaboradora había cometido una infracción grave al volante al conducir con pinganillo.

Esto ocurrió el pasado viernes durante una nueva entrega del espacio "Belén a bordo". Un fallo en toda regla del espacio televisivo que le puede costar muy caro a la presentadora.

Por otro lado, la propia Belén Esteban intentaba excusarse tras lo sucedido argumentando que había tenido dificultades con Toñi Moreno. Además, la propia Carlota Corredera exculpaba a la colaboradora asegurando que no estaba acostumbrada a conducir con el aparataje necesario para un programa (pinganillo, cámaras, micrófonos...). Tras las palabras de Carlota Corredera admitiendo que la colaboradora conducía con pinganillo, el resto de colaboradores intentaban desmentir dicha información, no obstante, en las imágenes se apreciaba justo lo contrario.

En las imágenes emitidas por el propio programa, se aprecia a Belén Esteban con una coleta en el pelo y con el pinganillo colocado en la oreja.

Esto es una infracción en toda regla, si tenemos en cuenta que tiene el coche en marcha mientras la están grabando. Esta acción supondría una infracción vial recogida en el Código de Tráfico, más concretamente en el artículo 11.3 donde se establece la prohibición del uso de auriculares.

Una infracción que conllevaría a tener 3 puntos menos en el carnet de conducir

La infracción, considerada como grave, conllevaría a la pérdida de hasta tres puntos del carnet de conducir. Ante dicha infracción, fueron numerosos los internautas que se percataron del error del programa y de la infracción por parte de la colaboradora. Es por ello, que avisaron que las imágenes se habían sido remitidas a la Guardia Civil, donde la colaboradora se salta semáforos en rojo, conduce con un pinganillo y además insulta a algunos viandantes que se encontraban en el lugar.