Las citas forman parte de la interacción entre los tronistas y sus pretendientes [VIDEO], las mismas los llevan a conocerse mejor y saber si existe una química entre ambos. Por lo que las chicas esperan la llegada de este momento con ansias, pero no siempre tienen la suerte de ser elegidas.

Lo que conlleva felicidad para algunas y tristeza para otras. En esta oportunidad Silvia fue la chica con suerte, puesto que fue la elegida por Eleazar para tener una cita en la piscina de la casa de los tronistas.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Compartieron un rato ameno, disfrutaron del agua juntos y pudieron expresar sus emociones abiertamente.

Momentos de preparación

Eleazar bromea con Silvia acerca de que quería besarlo en el plató, pero la chica no dio crédito a sus oídos.

Sin embargo, pasados unos minutos dijo que cuando tenía ganas de algo simplemente lo hacía y ya. Entre besos muy insinuantes y risas, el tronista comentó a la joven que la veía más tranquila y más relajada. Este comentario hizo a Silvia explicar que por lo general le gustaba bromear y pasar un buen momento, no siempre estaba de malas.

Pero dependiendo de la situación sacaba su carácter y podía explotar. Fue entonces que Eleazar [VIDEO] explicó que había pensado en la actitud que podría tomar al ver a la chica nueva. Más para la pretendiente Marissa no representaba una rival, la veía como una chica normal y algo vulgar. De acuerdo con la chica así la veía toda España, no solamente ella. Comentario que hizo reír con algo de pena al tronista.

Diversión con algo de picante

El tronista invitó a su pretendiente a la piscina, lugar donde nadaron y jugaron por un rato.

Eleazar ya había comunicado a Silvia que su bañador le quedaba muy bien. Por lo que no perdió tiempo para invitarla a tener unos diez minutos a solas, sin cámaras. Al regresar ambos se veían muy contentos y satisfechos de haber pasado ese tiempo juntos. Eleazar expresó que la chica lo hacía entrar en calor con solo verla.

Además dijo que solo habían tenido roce, nada de intimidad. Después de estos 10 minutos con ella le quedaba claro que la próxima invitada a pasar la noche con él era Silvia. Por su parte la pretendiente estaba tan emocionada que no podía dejar de reír, a ella le gustaba mucho Eleazar y pensaba que había química entre ellos.

Piensa que no hizo nada en especial para que su tronista se haya emocionado tanto, según Silvia lo único que hizo fue usar el bañador. Al final de la cita ambos expresaron que se extrañarían y que lo habían pasado de lo mejor.