El trono de Jaime de León [VIDEO] ha comenzado a tambalearse después de que dos de sus pretendientas, Maira y Anabel, tuvieran una fuerte pelea en la piscina que sorprendió a todos. Y es que el enfrentamiento entre ambas chicas fue muy duro: ninguna tuvo pelos en la lengua a la hora de discutir con la otra.

Parece que los roces entre las pretendientas [VIDEO]de Jaime son más graves de lo que el tronista creía. En esta ocasión, le ha tocado estar en medio e intentar calmar a sus muchachas, para que la tensión no aumentase más y la situación no empeorara.

Una dura discusión

La discusión entre las pretendientas de Jaime de León comenzó cuando Anabel le vació una bebida encima a Maira, cosa que indignó muchísimo a la chica, quién no dudó en reclamarle a su compañera la falta de respeto.

Las palabras duras no tardaron en aparecer y rápidamente llovieron insultos entre las dos chicas. “Eres una pasada y eres horrible”, le dijo Maira a Anabel. “Y tú eres una asquerosa”, le contestó esta última. Maira no entendía por qué Anabel la llamaba de esa forma. “Tú me has echado la bebida encima, ¿y yo soy la horrorosa?”, le recriminó la pretendienta, que se veía realmente alterada por la actitud de Anabel.

Antes de que la pelea terminara verdaderamente mal, Jaime intervino. “¿A ti te parece normal tirarle la bebida encima a alguien?”, le preguntó el gaditano a Anabel. En ese instante Maira perdió la paciencia y le comentó a su tronista que no iba a seguir en el programa mientras él se mantuviera tan tranquilo. “Yo no me voy a quedar aquí mientras la otra me está insultando y tú la dejas hacerlo”, le expresó la chica.

Maira quiere irse y Jaime la detiene

Maira se hartó de estar peleando con Anabel y se fue de la piscina muy enojada. Jaime no pudo hacer otra cosa que seguirla, para pedirle que se tranquilizara un poco. “No te preocupes, yo me voy: Aquí estoy de sobra”, fue la respuesta de la pretendienta, que estaba pensando en irse, aunque no se sabe si de la fiesta de la piscina o del programa.

A pesar de que se encontraba sumamente afectada, la colombiana bajó la guardia cuando se dio cuenta que Jaime no quería que ella abandonara el show. Al final ambos se reconciliaron, después de que la muchacha perdonara al gaditano. Jaime y su chica se dieron un gran abrazo para olvidar lo sucedido, pero ahora el tronista tendrá que tener mucho cuidado, porque las tensiones en su trono no van a desaparecer pronto, y menos mientras sigan ocurriendo roces como estos.