Polémica es el segundo nombre de Maluma. A sus controvertidas canciones del género Reggaeton en las que la mujer ocupa un cuestionable espacio, se añaden sus fotos colgadas en redes sociales. Esta vez, ha despertado la indignación al colgar una foto en Instagram con siete mujeres en una cama. Los comentarios en la foto y en redes sociales no se han hecho esperar.

Llamar la atención a toda costa

Maluma es consciente de que cada paso que da supone una respuesta del público.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Es por eso que una vez más, su estrategia de marketing para promocionar el videoclip "Mala mía" no ha sido otra que mostrar un adelanto en sus redes sociales. En la imagen [VIDEO] podemos ver al cantante colombiano en una cama rodeado de siete mujeres semidesnudas, situación que ha llevado a la crítica de la cosificación de la mujer como objeto.

La normalización de estas conductas tan poco edificantes puede conectarse claramente con la violencia de género, según algunos comentarios. La publicación se acerca al millón y medio de likes en el momento de escribir esta noticia.

Opiniones negativas

A pesar de que Maluma se ha llevado una gran cantidad de "likes" esto no quiere decir que sus seguidores aprueben esta imagen. Hay que recordar que en Instagram solo existe el "like" a diferencia de Facebook que ofrece más expresiones de reacción.

Mucha gente cuestiona que un ídolo para la juventud como es el cantante colombiano recurra a conceptos tan machistas y simplones que ponen a la mujer como un simple elemento a merced del hombre e incluso se califica su concepto artístico y personal como prehistórico frente a la oleada feminista que ha encontrado referentes en canciones como "Lo malo" y artistas de Operación Triunfo como Miriam, Amaia o Ana Guerra [VIDEO].

Ajeno a la crítica

Maluma no hace caso ni al feminismo ni a la igualdad. Sabe que su Música triunfa más allá de los países hispanoparlantes y mientras eso suponga una fuente de ingresos seguirá creando el mismo contenido musical y audiovisual. Sorprende que pese a la juventud del artista de solo 24 años, su imagen está fuertemente asociada a los excesos, al dinero, a la fiesta y a la promiscuidad; un ejemplo poco útil para su público potencial que está situado entre los menores de 30 años.

Desde que apareciera como acompañante en un tema con Ricky Martín, su carrera se ha mostrado ascendente con varios premios en su haber y siempre moviéndose entre el éxito y la polémica.