El bautizo [VIDEO]de Louis Arthur Charles (Luis Arturo Carlos) el tercer hijo de Guillermo y Kate Middleton, los duques de Cambridge, se realizó este domingo 9 de julio en el Palacio Saint James en Londres. El oficio religioso fue realizado por del arzobipo de Canterbury, el reverendo Justin Welby.

Se trató de ceremonia íntima y familiar en la que estuvieron presente los abuelos paternos, el príncipe Carlos y su esposa Camila Parker; los abuelos maternos Michael y Carole Middleton; los tíos, los duques de Sussex Harry y Meghan Markle; así como Pippa Mattews y James Middleton.

Cinco amigos de Guillermo y Kate fueron elegidos como padrinos: Nicholas van Cutsem, Guy Pelly, Harry Aubrey-Fletcher, Laura Meade y Robert Carter; también seleccionaron para tal fin a la prima de la duquesa, Lucy Middleton.

Los abuelos estuvieron ausente

Para sorpresa de muchos la reina Isabel II, de 92 años, y el duque de Edimburgo, de 97 años, no asistieron a la ceremonia bautismal de su bisnieto. La ausencia la dieron a conocer en un comunicado oficial, un día antes de la ceremonia, en el que aclaran que “no se debe a motivos de salud”.

Desde el palacio de Buckingham anunciaron que la decisión fue acordada previamente con los duques de Cambridge, debido a que los monarcas deben cumplir compromisos nacionales esta misma semana.

Este martes se conmemoran los cien años de la Real Fuerza Aérea (RAF) del Reino Unido, y el viernes será la visita oficial del presidente de Estados Unidos Donald Trump y su esposa Melania al Castillo de Windsor.

Eventos en los que está previsto que la reina y su esposo participen.

Curiosidades del bautizo real

  • El pequeño Luis de Cambridge nació el 23 de abril, en el hospital St. Mary's de Londres. El príncipe ocupa el quinto puesto en la línea de sucesión a la corona británica, donde el heredero es su abuelo el príncipe Carlos, de 69 años.
  • La fecha del bautismo se eligió, el 9 de julio, para recordar el día en que la princesa Isabel anunció su compromiso con Felipe Mountbatten en 1947.
  • El agua con la que impregnaron al pequeño Luis sobre la pila bautismal “Lily Font”, (del siglo XIX), es del río Jordán, según detallaron en el comunicado oficial del Palacio de Buckingham.
  • El faldón de color crema utilizado para recibir el sacramento es una réplica hecha al traje del primer hijo de la reina Victoria en 1841. Como tradición familiar, la prenda fue utilizada por 62 bebés de la Casa Real, incluyendo a Isabel II. En el 2008 el mantón bautismal fue reemplazado por una copia exacta realizada por la diseñadora Angella Kelly para Jaime, el octavo nieto de la reina, conde de Severn.
  • Después de la ceremonia, los duques de Cambridge se dirigieron a Clarence House, residencia del Príncipe Carlos, donde los padres de Luis ofrecieron té con un pastel inspirado en la tarta que disfrutaron el día de su boda, igual que en el bautizo de Michael y Carole.
  • El tío Harry regaló a su sobrino una primera edición del cuento Winnie-The-Pooh, de 8.000 libras. Según fuentes cercanas al palacio, su intención es sembrar en los pequeños el amor por la lectura, tal como lo hacía su madre al leerle cuentos antes de dormir.