Uno de los momentos más significativos en la vida de un devoto y creyente por la palabra de Dios es recibir el sacramento del bautizo, el mismo representa el inicio de una vida llena de compromiso y amor. Además, es un evento que permite crear memorias familiares, pues involucrar a un nuevo miembro de la familia a la religión es un símbolo de celebración y alegría.

Pero en ocasiones dicho evento no es suficiente para unir a toda la familia, a veces hay conflictos que son más fuertes que la celebración. Así fue el caso de Albertito Isla, el pequeño de cuatro años de edad no pudo contar con la presencia de su abuela, Isabel Pantoja, el día de su bautizo.

Tensión familiar

Isa Pantoja creó tensión familiar cuando decidió elegir a Dulce como la madrina [VIDEO]de su hijo, dicha elección irritó a su madre, Isabel Pantoja, pues Dulce ya no representa una figura de apreció en su vida: quien una vez fue su amiga y mano derecha, ahora se ha convertido en su rival. Al percibir el descontento de su madre por la elección, Isa decidió ofrecerle a ella la oportunidad de ser madrina de su nieto, de eso modo no habría disgusto en uno de los días más importantes del pequeño Albertito.

Sin embargo, la oferta de Isa no fue suficiente para calmar el enfado de su madre. Isabel Pantoja rechazó rotundamente la oferta de ser madrina de su nieto. Aunque Dulce no era el único problema, ya que es bien sabido acerca de su mala relación con el padre de su nieto, Alberto Isla.

La cantante todavía se niega acepar a ese hombre en la vida de su hija.

Durante la ceremonia la prensa pudo confirmar la ausencia de Isabel Pantoja [VIDEO]en la iglesia. No obstante, se rumora que la abuela de Albertito estará presente en el respectivo almuerzo familiar.

Un día especial para Albertito

Albertito Isla celebró su bautizo en la iglesia San Nicolás, el lugar fue elegido por su madre, quien entró a la iglesia llevando un vestido claro. El padre del pequeño estuvo en la iglesia esperando a la familia. La madrina de Albertito, Dulce, llevó un muy colorido vestido con estampado primaveral. Y el protagonista del evento, Albertito, llevaba un pantalón en bermudas color azul celeste y una camisa blanca que le hacía juego. El pequeño se sintió abrumado al salir de la iglesia, el encontrarse rodeado de tantas personas y cámaras lo puso nervioso, el pequeño entró en llanto.

A pesar de las pequeñas tensiones familiares, fue una ceremonia tranquila, y el infante pudo compartir su día especial con todos aquellos que lo quieren, y aunque su abuela no haya participado en la ceremonia, el pequeño podrá compartir con ella en los eventos posteriores a su bautizo.