Debido a la crisis que estaban teniendo Gustavo González y María Lapiedra, [VIDEO] ambos habían acudido a Sálvame Deluxe para una terapia de pareja que estaría en manos de la psicóloga, quien trataría de encontrar el centro de la problemática. Pero como siempre, Belén Esteban comentó que eso de la crisis era pura mentira

Cosa que hizo estallar a la ex Superviviente [VIDEO]que gritó a su compañera. Dijo a la Esteban que pasaba de esta como si fuese excremento. Lo que no gustó para nada a la ex princesa del pueblo y repitió nuevamente la misma frase.

Comentarios que duelen

Belén Esteban reconoció que veía a Gustavo muy triste e infeliz.

Para la colaboradora le daba igual con quien estuviese el paparazzi, simplemente el Gustavo que había conocido no era el que veía ahora. Es decir que su tranquilidad y alegría fueron arrebatadas por la ex participante de Supervivientes.

La colaboradora aclaró que si este tipo de situaciones era lo que él quería para su vida ella lo respetaba, pero estaba consciente de que el paparazzi no era el mismo y si él no se sentía incómodo estando de esa forma ella mucho menos. Imaginamos que Belén Esteban quiso hacer una comparación de Gustavo en el antes y después de sus dos relaciones.

Cuando estaba casado con Toñi Moreno y ahora que era novio de María Lapiedra, concluyendo que era más feliz cuando estaba casado o por lo menos se le veía más feliz, aunque era solo una suposición y a la vez también era una posibilidad.

Lo cierto era que el paparazzi estaba dolido por el comentario de Belén Esteban. Pues aseguró que la crisis no era ningún montaje.

María Lapiedra pierde el control

Así mismo comentó Diego Arrabal, quien coincidió con Belén Esteban, alegó que María Lapiedra le pasaba por el lado y ni le saludaba. Comentó a Gustavo que ya él debía hacerse una idea del porqué de esta situación. Inmediatamente Lapiedra saltó y dijo que como él no la saludaba ella tampoco lo hacía.

María aseguró que caminaba por Telecinco pensando que todos la odiaban. Belén Esteban agregó que entonces había que saludarla, con un gesto que indicaba rendirle pleitesía. Este comentario detonó una bomba, pues Lapiedra se levantó de su asiento y dijo a gritos a Esteban que no se hiciese la que no entendía nada.

Según la colaboradora Belén Esteban pasaba por su lado y la miraba como si fuese estiércol. Pero Belén Esteban le aclaró que ella la saludaba y fue entonces que María Lapiedra reconoció que si era así y que era la única. Otra polémica solventada en el plató de Sálvame Deluxe.