Parece que la vida de Carlos Lozano se volvió un huracán desde que Miriam Saavedra llegase a ser parte de ella. Primero un romance fogoso y repentino, y ahora que ya no están juntos tormenta tras tormenta. Al parecer los problemas entre estos dos no terminarían nunca, ya que a pesar de que terminaron su relación sentimental siguen discutiendo. No solo delante de las cámaras de Sálvame, sino también en las afueras del programa. Y así lo demostró el programa con vídeo que no le agradó para nada a Miriam.

La historia que comenzó con romance tuvo un desenlace negativo. Pues estos dos ahora no se pueden ni ver, siempre que lo hacen terminan en conflictos.

Será que son la viva representación del dicho que reza donde hubo fuego cenizas quedan.

Carlos Lozano y Miriam Saavedra

Esta vez el plató de Sálvame no es el escenario de las discusiones entre estos ex. Quienes sostuvieron por algún tiempo una idílica relación romántica. Ahora se encontraron fuera de las cámaras a la luz del día, en un restaurante para conversar. Pero lo que se suponía una conversación se transformó en reclamos y discusión. Aunque no se podía escuchar los reproches que hacía el excolaborador de Sálvame a Miriam, se vería claramente no era nada bueno.

Pues se pudo observar a un Carlos Lozano visiblemente alterado, quien no contenía su molestia y lo expresaba claramente con malos gestos. El excolaborador no dejaba de apuntar con el dedo a Miriam Saavedra [VIDEO], la cual a pesar de estar en un sitio cerrado usaba gafas de sol.

Por lo que imaginamos que el uso de estas eran para tapar las lágrimas que podían correr por sus mejillas.

El enfado de Carlos Lozano [VIDEO]estaba muy marcado, ya que hasta llegó a ahogarse y tuvo que tomar algo de agua. La chica se encontraba visualmente apacible, ya que a pesar de que su expareja agitaba una servilleta en su rostro, no se inmutaba. Los reclamos del ex colaborador parecían no tener fin, se exaltaba cada vez más.

Visita inesperada

Repentinamente llegó una mujer a la mesa de la ex pareja. Se notó que era conocida de ambos, pues inmediatamente Carlos Lozano comenzó a atacarla de igual manera que lo hacía con Miriam Saavedra. Mientras le hablaba a aquella mujer desconocida la señalaba. Pareciese que le echaba en cara algo, y a pesar de ello la chica sentó a la mesa. Para continuar escuchando los reproches que tenía el presentador para decir.

Al final el presentador terminó lo que tenía para decir, se levantó muy molesto de su asiento y se marchó del restaurante. Más todo no acabó allí, ya que tanto Miriam como la recién llegada salieron en busca de Lozano. Iban caminando detrás del hombre como los pollitos detrás de su madre. Todo esto se dio un día después de saberse que Miriam había mantenido una cita con Hugo Castjón.