Año tras año, se realiza la edición anual de El Festival de la Canción de Eurovisión. Sin embargo, así como la Música, la controversia siempre invade este espectáculo. En esta oportunidad, los grandes afectados fueron los representantes españoles Amaia y Alfred [VIDEO].

No obstante, no enfrentaron esta calamidad solos, pues la representante española del Eurovisión 2012 y talentosa artista Pastore Soler defendió a capa y espada a los dos participantes, quienes han sido el blanco de la crítica nacional antes, durante y después de su presentación. La intérprete de “Quédate conmigo” en una entrevista para El Periódico, declaró que, de seguir repitiéndose esta situación, nadie querrá presentarse de nuevo en el magno evento.

¿Qué sucedió?

La presentación de Amaia y Alfred en Eurovisión estuvo rodeada de controversia incluso desde antes de empezar ya que, días atrás, Alfred [VIDEO]le hizo un regalo bastante peculiar a la artista: le dio un libro llamado España de Mierda. Esto hizo que el público estallase en críticas.

Tanto es así que Alfred y Amaia tuvieron que hacer una vídeo respuesta para explicar que Albert Plat, autor del libro, es uno de sus escritores favoritos y que su publicación narra la historia de un cantante uruguayo que viaja a España a intentar vivir de su música, fracasando en ello debido a las condiciones culturales de la nación. Sin embargo, a pesar de haber dado una explicación, a ambos artistas les pareció innecesaria y exagerada toda la situación.

Aunado a esto, la presentación y vídeos de ensayo de los triunfitos, que circuló por las redes días antes del show, causó indignación y molestia entre la fanáticada, quienes consideraron que se trataba de una presentación sosa y aburrida, donde todo ocurría en los primeros segundos y no había nada que contar en el resto de la canción.

Luego de interpretar su tema Tu canción, el dueto español quedó entre los últimos lugares del Eurovisión, cosa que solo intensificó la crítica de la fanáticada en las redes sociales.

Pastora Soler al rescate

Harta del acoso mediático, Pastora Soler salió al rescate de los triunfitos. La artista expresó que le gustó mucho la presentación de Amaia y Alfred, añadiendo que la controversia no beneficia en nada al país, porque va a llegar el momento en que nadie querrá presentarse a Eurovisión por miedo a la constante y fuerte crítica que siempre rodea al evento.

Confesó que sintió mucha presión cuando ella tuvo que subirse al escenario del festival y no solo porque era una gran responsabilidad, sino que también cada cosa que hacía era criticada. La artista declaró, además, que le pareció una presentación excelente y que ambos lo hicieron bien, cosa que debería llenar de orgullo al pueblo español.