Muchos momentos difíciles había soportado la tronista en su paso por Mujeres y Hombres y Viceversa [VIDEO]. No solo junto a sus tronistas, sino también duras críticas hacia su persona. Pero la decisión de Julen era la más fuerte de todas. Violeta le había tomado un cariño muy especial a Julen a pesar de todos los conflictos que pudieron presentar entre ellos.

Pero este no podía soportar más permanecer en el programa, por lo que decidió dejar todo y continuar con su vida. Pero Violeta no entraba en razón, y aunque no quería escuchar su despedida al final tuvo que hacerlo.

Emma consuela a Violeta

Tras escuchar de boca de Julen que se retiraba del programa, la tronista no soportó y se marchó del plató.

La decisión del pretendiente fue inesperada y demasiado para asimilar. Nuevamente Violeta rompe en llanto, pero esta vez no podía parar. Lo único que hacía la tronista era llorar, incluso Emma García, la presentadora, se acercó para darle algo de ánimos.

Dio algunas palabras de aliento a la chica. Comentó a Violeta que no podía ponerse así por nada ni por nadie. No debía derrumbarse bajo ningún concepto. Pero al ver que no obtenía respuesta de la joven, se pudo percatar que esta no asimilaba ni entendía lo que ella le decía. Así que simplemente dijo que comunicaría a Julen que no era el momento más indicado para hablar. Por lo que le pediría al pretendiente que no hablase con Violeta en aquel instante.

Violeta totalmente desconsolada

Julen hizo caso omiso a las palabras de la presentadora, por lo que acudió en busca de Violeta.

Lo único en que pensaba aquel chico era en despedirse adecuadamente de la tronista. Al verla dijo que le diría unas palabras y se iría a su casa. La actitud de Violeta era de negación, no quería escucharle a tal punto que se tapaba los oídos.

Julen continuaba hablando. El pretendiente [VIDEO]explicó que ya había llegado a su límite, eran personas totalmente diferentes y no lograrían encajar. Comentó que ella era una persona muy valiosa, pero no se daba cuenta de ello. Además acotó que se había quemado y prefería marcharse antes de perder el poco interés que le quedaba por ella.

Dio su adiós a Violeta y regresó al plató donde admitió que esta era la mejor decisión, ya que si no lo hacía podrían acabar lastimados ambos. Reconoció que la tronista le había defendido y dado la cara por él en muchas oportunidades. No solo en el plató, sino a través de consejos por problemas familiares que este tenía. Esta fue la decisión del pretendiente y la reacción de la tronista ante ella. De cualquier forma todo pasa, esperemos que Violeta asimile la pérdida de Julen.