Por lo general las citas en la casa de los tronistas son algo privado, donde ninguno de sus compañeros interviene, solo los implicados en ella. Pero en esta oportunidad Jaime de León Y Maira se dieron a la tarea de hacer lo contrario, le quitaron la privacidad a la pareja que se encontraba relacionándose con la finalidad de conocerse mejor.

Situación inesperada y si se quiere hasta un poco incomoda, no tanto para los recién llegados, sino para Eleazar y Carmen, quienes vivían su momento idílico.

Interrupción inesperada

Una vez comenzada la cita entre Eleazar [VIDEO]y Carmen en la casa de los tronistas fueron interrumpidos inesperadamente por Jaime de León y Maira.

A la pretendiente le pareció gracioso y hasta le dio algo de pena al ver que el tronista entraba en la casa. Eso se pudo notar al ver la sonrisa y la expresión en el rostro de la pretendiente. Jaime de León entró diciendo buenas, de manera muy jocosa, si se quiere, hasta de forma chocante.

Así que Eleazar se valió de la presencia de su compañero de trono y comentó que la chica se sentía un poco incomoda con él, ya que la joven estaba acostumbrada a tener citas con Jaime de León, situación que fue aprovechada por este para comunicar que había hecho hasta lo imposible por hacer sentir bien a Carmen.

Sin embargo, ella decidió conocer a Eleazar, aunque admitió que de eso se trataba el programa. Fue imposible esconder su incomodidad. Jaime de León se encontraba inseguro, ya que su pretendiente podría pasarse al bando contrario.

No sería la primera vez en el programa en que una pretendiente cambie de tronista.

Celos de parte y parte

Al interrumpir la cita entre Carmen y Eleazar, Jaime de León dejó entre ver que estaba incómodo, y si se quiere hasta un poco celoso de que Carmen concediese la cita a Eleazar Quesada [VIDEO]. No hizo comentarios al respecto, pero su mirada lo decía todo. Después de conversar unos minutos se despidió y al subir las escaleras miraba a la pareja con un poco de recelo. Demostró con esto que se encontraba algo angustiado al dejarlos solos.

De las pocas palabras que emitió Jaime de León, lo único que molestó a la pretendiente fue cuando dijo “disfruta de la cita”. Para ella esto fue como si le estuviese indicando que no le interesaba para nada. Pues explicó que ella no le diría ese tipo de cosas a un chico que le gusta. Al contrario, lo mandaría al diablo , por lo que las conclusiones de la pretendiente eran que de repente no era importante para Jaime de León.

Más Carmen admitió que no se encontraba cómoda con lo que pudieron haber hecho Maira y el tronista en la cita a solas. Con esto demostraba que estaba algo celosa, más no lo admitía.