Había cierto morbo y expectación por comprobar cuál iba a ser la reacciones de “la reina de las mañanas” en Telecinco, Ana Rosa Quintana, sobre la dimisión del ministro de Cultura Máxim Huerta. No en vano, no tuvo una salida muy elegante cuando dejó de ser colaborador de esta periodista. Por este preciso, motivo, las miradas estaban concentradas en lo que Ana Rosa Quintana [VIDEO] pudiese decir y hasta quizás aportar algún que otro apunte interesante sobre la personalidad de este breve ministro en la etapa de Pedro Sánchez.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Pues bien, el mensaje que ha mandado la estrella de Mediaset ha sido muy claro al afirmar en las redes sociales que “hasta ahora que yo sepa no soy ministra de nada, ni tampoco la asesora fiscal de Màxim, pero es un compañero con el que he estado mucho tiempo y por tanto no voy a hacer leña del árbol caído”.

Una respuesta un tanto enigmática que deja algunas dudas sobre la opinión que le merece este primer abandono en el gobierno de los socialistas españoles.

“No es un delito, sino una infracción”

En cualquier caso, la conductora de “Las mañanas de Telecinco”quería quitarle importancia a este asunto que es puramente político. Hasta el punto de que ha echado una mano a su ex compañero de programa al matizar que la actuación de Máxim Huerta “no es un delito, sino una infracción”. Incluso ha dado una respuesta jurídica a su situación al poner de manifiesto que “se le ha condenado a abonar un importe que debía haber abonado en su declaración de la renta, pero poco más es su responsabilidad”.

Problemas de Huerta con algunos de los colaboradores de Quintana

No hay que olvidarse que la salida de Telecinco [VIDEO] del hasta hace poco tiempo flamante ministro de Cultura fue un tanto traumática.

Como consecuencia de las tiranteces que mantuvo con otro de los colaboradores de Ana Rosa Quintana como es el hijo de Joaquín Prats. Y que los telespectadores pudieron constatar en los últimos programas en que estuvieron juntos. Con algún que otro desplante entre ambos personajes televisivos.

De cualquier forma, no se le notó a Ana Rosa una especial pena por esta decisión. Dando a entender que era completamente indiferente a la misma. Algo que han destacado desde algunos medios de comunicación españoles. No en vano, las relaciones entre Ana Rosa y Máxim Huerta no han sido de las más fluidas en los últimos meses. Sin que de momento conste ninguna felicitación por parte de la comunicadora en el momento en que le nombraron parte del nuevo gobierno del PSOE.