Por si no estuviera ya suficientemente herido de muerte Sálvame, de quien se ha venido diciendo que tendría los días contados hasta por parte de los propios colaboradores -Mila Ximénez dijo que les quedaba un año- una horrorosa noticia ha vuelto a colocar al programa de corazón decano de la televisión española en el punto de mira.

Hablamos de la denuncia realizada por parte de la veterana periodista y colaboradora durante muchísimos años del espacio más rosa de la televisión patria a uno de los directores del programa. Nos referimos a la publicada por Karmele Marchante, quien sorprendía a todos publicando en su cuenta oficial de Twitter unos hechos que solo de leerlos provocan escalofríos.

Así lo publican, al menos, algunos medios.

Escalofriante testimonio contra un director de Sálvame

Según se puede leer en un digital, la catalana, refiriéndose a su etapa en el programa de Telecinco como la peor etapa de su vida, no tardaba en explotar y contar lo que había estado callando durante años y que fue determinante para abandonar su más que bien remunerado puesto de trabajo en la cadena de Fuencarral.

Las palabras [VIDEO]exactas de Karmele que recoge el diario Periodista Digital, tras asegurar que aunque ha pasado el tiempo es incapaz de personal al denunciado, son las siguientes: "Acosar, humillar, maltratar, disfrutar haciendo daño, bullying, un director sobándome, metiendo mano, tocando tetas".

Karmele denuncia el acoso sufrido en Sálvame durante años

Unas declaraciones [VIDEO]gravísimas que imaginamos, si no lo ha hecho ya, llevará al juzgado la comunicadora catalana ya que no tendría ningún sentido desahogarse de semejante manera, es decir, acusando de delitos muy graves a una persona, si luego no exige responsabilidades al autor de tanto dolor.

Algo que en este momento no estamos en disposición de asegurar se ha hecho pero que entendemos se realizará en breve, ya que de lo contrario, se entiende también que quien las puede acabar tomando en contra de su persona es el propio programa, los directores del mismo a título personal o incluso la cadena si está convencida de que se trata de injurias y calumnias infundadas.

Sea como fuere, lo que está claro es que esta noticia que recogen nuestros compañeros de PD y que nos limitarnos a reproducir, acabará teniendo consecuencias ya sea para el demandado como para la demandante. Un caso de tal gravedad y alarma social no puede quedar impune. De lo contrario se estaría haciendo un flaco favor a la sociedad. Veremos en qué queda todo este turbio asunto.