Supervivientes preparó una sorpresa para Sofía. Alejandro Albalá se dio una pasadita por el reality, con la imagen del participante fantasma. Para avivar la imagen de Sofía, quien últimamente había estado algo apagada y para darle la estocada final a la participante.

Pudimos ver a Logan y a Hugo ir en búsqueda del participante fantasma [VIDEO]. Caminaron a través de un túnel con los ojos tapados con unas gafas de buceo. Al llegar al sitio de encuentro y ver quién era el fantasma intercambiaron informaciones sobre Sofía.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Sofía y el juego de los ex

La cadena de Telecinco es experta en armar dramas y hacer peliculones, así que decidieron armar la grande usando a la protagonista de todos los conflictos en la isla.

Puesto que Sofía puso en escena muchos escenarios en el concurso, a través de sus tantas relaciones amorosas y demás conflictos.

Sin contar que la ganadora de Gran Hermano 16 [VIDEO] había cambiado su actitud ya que se le veía más tranquila y responsable. Su actitud ante la supervivencia había cambiado, últimamente solo se dedicaba a realizar actividades como avivar el fuego y recolectar cocos. Tocaba poner un poco de pimienta al asunto.

Así que decidieron traer a la isla a su ex pareja Alejandro Albalá, como si ya no fuera suficiente con la presencia de Hugo y Logan.

El participante fantasma

Se les comunicó a los participantes que tendrían una sorpresa. Aparecería un participante fantasma en escena, este era Alejandro Albalá, traído a la isla expresamente solo para incomodar a Sofía, además de crear tensión en el ambiente.

Los primeros que fueron en búsqueda del fantasma fueron Hugo y Logan.

Quienes caminaron través de un túnel, usando gafas de buceo pintadas de negro. Jugando a la gallinita ciega y manera de hacer mística la situación y que el encuentro fuese sorpresa. Y así mismo fue, total sorpresa e incomodidad para todos. Hugo fue el primero en ir en búsqueda del personaje misterioso.

Al llegar al encuentro con Albalá solo se saludaron y el ambiente aunque tenso muy tranquilo. Más Albalá dio su gancho al hígado cuando dijo “Ahora más tranquilito, que no vas por ahí hablando mal ahí”. No se produjeron mayores cometarios ni disputas entre ellos, a pesar de que ambos pertenecían al pasado amoroso de Suescun.

Mientras que Logan fue aún más frio y directo. El chico al ver a Alejandro comentó “Yo soy un trabajador del equipo y vengo hablar contigo”. El superviviente le restregó en su cara que se había besado con Sofía cuando aún era su novia. Recalcó que desde la primera semana convivieron pasaron dos días y ya dormían juntos, luego un par de besitos en días diferentes y ya. Las palabras de Logan fueron como puñaladas punzantes. Nuevamente la cosa no paso a mayores y hasta ahí quedó todo.