La presente edición de Supervivientes va a pasar a la historia por muchas cosas. Desde que comenzase la presente edición parece no haber faltado de nada. Parejas que se rompen en mitad del concurso, posibles cuernos a gente fuera con otros concursantes, agresiones entre supervivientes, retornos a España para saldar cuentas con la justicia, pactos ilegales entre robinsones y hasta saltadas de normas en pruebas en las que el programa hacía oídos sordos. Obviamente, tampoco podían faltar acusaciones de tongo desde España.

Con todo esto resultaba complicado seguir sorprendiendo a una audiencia que parece estar curándose en salud tras comprobar, más que nunca, que más allá del concurso que está en juego, como el propio nombre del formato indica "reality show" lo que verdaderamente se muestra en televisión es eso, un teatro enorme.

Y si no que se lo digan a una de las grandes protagonistas de esta edición de la que se acaba de revelar habría urdido una enorme trama con el fin de mejorar su imagen y multiplicar sus opciones de conseguir el premio final de 300.000 euros que espera al ganador de Supervivientes 2018.

El montaje de SV 2018

Hablamos de la que fuera Miss España, María Jesús Ruíz, de quien se decía abiertamente en Sálvame después de haber estado investigado a fondo su vida que, más allá de lo que nos habría querido vender, la realidad que la rodea es bien distinta.

Concretamente la que tiene que ver con su realidad sentimental, ya que, según María Patiño, Julio Ruíz no sería su pareja, sino una pata imprescindible para conseguir hacer a la modelo ganadora de la presente edición. Su papel, pues, estaría claramente preparado desde antes de partir a Honduras.

Las pruebas que esta y otros compañeros han querido sacar a la luz para demostrar cómo todo está siendo una trama perfectamente estudiada les llevaban al pasado 3 de mayo. Día en el que era sorprendido en actitud más que cariñosa con una desconocida [VIDEO].

María Jesús y su "mecenas"

Algo que se suma a la revelación de Ekaterina [VIDEO], quien aportara más de doscientas capturas de pantalla de conversaciones con el citado en cuestión. Con esto y más que se guardaba, Patiño aseguraba que Julio "es el mecenas de María Jesús". Su único propósito ahora sería, pues, "lavarle la imagen" para hacerla ganadora.

La polémica está servida y la sorpresa también. Solo hace falta ver cómo ha caído este asunto entre los fans de SV 2018 en las redes sociales. Parece, pues, que estamos ante la gran trama de esta edición.