La verdad oculta, siempre tiende a salir a la luz. Y si no que se lo digan a uno de los personajes televisivos más importantes de la última década en la televisión española como es Jorge Javier Vázquez después de que el pasado fin de semana haya sido víctima de una auténtica encerrona que ha acabado por destapar gran parte del pastel de su secreta vida privada.

Todo ocurría en el último programa de Sábado Deluxe, cuando este, en lugar de ser quien formulaba las preguntas, conminado por el público y sus muchos fans, decidía aceptar el siempre peligrosísimo reto de ponerse delante de Conchita y de su polígrafo para que saliera a flote la verdad, en muchos casos de distintos asuntos que este ha tratado de ocultar por tierra, mar y aire.

Jorge Javier y sus mucho secretos

Uno de ellos tiene que ver con su imagen. Ya no con sus innumerables operaciones de estética -que este confirmaba hace tiempo había perdido la cuenta- sino con un presunto injerto capital que el catalán negaba taxativamente. No obstante, casi sin querer, aseguraba haberse sometido a un tratamiento [VIDEO]que desconocía hasta la fecha si era leal o no en nuestro país. Las alarmas saltaban hasta que el de Badalona confirmaba que sí que era legal.

Pero la cosa no quedaba aquí. El siguiente tema a tratar era el que tenía que ver con su nueva vida de soltero. Después de asegurar que no ha encontrado un sustituto para "P", llegaba la pregunta más esperada por sus tertulianos y que tenía que ver con si está ligando más que nunca tras volver "al mercado". Este decía que "para nada", pero se descubría que estaba mintiendo.

La máquina le pillaba.

El momento más comprometido del polígrafo de Jorge Javier Vázquez

No obstante, el peor momento de la noche para Jorge Javier Vázquez llegaba cuando este aceptaba someterse a una pregunta relacionada con las filias y fobias que este tendría con sus compañeros tanto del programa diario como los del fin de semana. Hablamos de los colaboradores del Sálvame y el Deluxe.

Primero se revelaba que había criticado [VIDEO]a Belén Esteban a sus espaldas dejando a punto de llorar a una rubia que no esperaba que uno de sus mejores amigos le hubieran dado una puñalada de tal calibre. Este se justificaba asegurando que su forma de entender la amistad pasa por exigir mejorar a quienes quiere mediante la crítica.

Algo que también sufrió María Patiño, de quien se descubrió había calificado como "muy pesada" a Mila Ximénez en una conversación íntima que salió a flote. La verdad sobre lo que piensa J. J. va a dar mucho que hablar.