Kiko Rivera se ha cogido una baja laboral por depresión, pero muchos mentideros apuntan a que su estado de salud no se debe precisamente una depresión sino a otras cosas.

Esto para Sálvame es un tema que va a dar muchísimo juego, ya que más que nunca se encuentran deseosos de poder contar lo que está pasando verdaderamente algo [VIDEO] que sin embargo tienen completamente prohibido y al hacerlo podrían cruzar una línea muy peligrosa.

La semana pasada saltó la bomba de qué el único hijo biológico de Isabel Pantoja había cancelado los conciertos que tenía planeados para dentro de dos meses, que eran cerca de una veintena ayuntamientos y empresarios que habían contratado al DJ y se encontraba muy sorprendidos y enfadados, pero Kiko Rivera colgó rápidamente un vídeo en su cuenta de Instagram en el que aclaraba que sufría de depresión y que era un momento bastante difícil pero que con tiempo y paciencia iría superando, los médicos están haciéndole pruebas y en poco tiempo podrá dar el parte médico a las personas que lo habían contratado.

Belén Esteban habla sobre el problema de Kiko Rivera

Desde que ha salido a la luz la noticia mucho se ha hablado acerca de qué es lo que verdaderamente le ocurre a Kiko Rivera y las consecuencias que podría acarrearle esta situación.

Este pasado lunes, Kiko Hernández dijo en Sálvame que le contaban que lo que tenía Kiko Rivera era más grave que una depresión, que tenía cambios muy radicales que de unos días pasaba de estar eufórico y otros a sentirse completamente hundido, con esto el colaborador entraba en terrenos bastante peligrosos. A pesar de que Kiko Rivera había sido el primero en contar su estado de salud nadie podía especular [VIDEO] ni hacer conjeturas acerca de esto y Kiko Hernández se dio cuenta, con lo que pretendió rectificar diciendo que todo el mundo tenía derecho a hablar de su estado y que ningún medio de comunicación podía decir nada más.

Kiko le dijo a Rivera que sabía que estaba enfermo y que cuando se cure ya que sabía que se podía curar hablarían.

Pero fue su compañera Belén Esteban la que metió la pata hasta el fondo, cuando dijo que no sabía que era lo que le pasaba Paquirrín, pero que si se trataba de problemas con la comida o con otro tipo de hábitos de la vida solo podía decir que de todo se salía.

Enseguida las redes comenzaron a echar fuego ya que Belén Esteban ha sido adicta a las drogas y que alguien así dé esta información es algo que no pasa desapercibido, incluso Anabel Pantoja advirtió la princesa del pueblo diciéndole que sabía por donde iba y que no siguiera por ahí.