El precio de la fama es caro, muy caro. Cuando uno decide meterse en el circo mediático de forma voluntaria -como bien puede ser el caso de la hija de Terelu Campos tras su presentación pública en la revista Hola- las consecuencias son, a menudo, imprevisibles. Y si no que se lo cuenten a ella.

Porque si bien Alejandra Rubio ya era toda una 'influencer' en las redes sociales acumulando miles y miles de seguidores [VIDEO] jóvenes, que la veían como un ejemplo en asuntos tales como la moda, lo cierto es que ahora, tras esa presentación pública, sus followers se han disparado en paralelo al interés que esta ha venido generando como "hija de...".

Las acusaciones de anorexia a Alejandra Rubio

Pues bien, como la opción de seguir y comentar las fotos o enviar mensajes privados a los famosos en Instagram es libre y cualquiera pueda verter su opinión sin cortapisas, lo que le ha venido pasando en las últimas fechas a la hija de Terelu en relación a sus publicaciones llegaba a un punto en el que Ale, como le gusta que la llamen los suyos, decidía intervenir.

Lo hacía hablando en uno [VIDEO]de los famosos 'stories' de la red social audiovisual por excelencia, con rostro serio, y perdiendo el papel de instagrammer que pasa de todo lo que le dicen sabedora de que solo puede incendiar a las masas si cambia de rol.

Aun sabiendo esto, perdía ese papel y asumía el de indignada sacando su versión más violenta para mandar callar a todos aquellos que la están acusando, abiertamente, de alentar y hacer apología de la anorexia, algo muy grave que le llevaba a decir lo siguiente: "Me parece muy fuerte la gente que me acusa sin conocerme de tener un trastorno de alimentación como la anorexia, que una enfermedad gravísima, cuando hay gente que de verdad la padece y luchan contra ella”.

Según la nieta de María Teresa Campos, si se ve delgada es porque ella es así, porque nació con esa anatomía y porque trata de cuidarse sin cortarse a la hora de comer lo que más le gusta. En ningún caso porque lleve una alimentación restringida o tenga algún trastorno alimenticio que le haya llevado a una situación límite como le acusan muchos.

Ale Rubio y las operaciones de estética

Esta respuesta llega poco después de que decidiera en la misma red social negar todas las informaciones que hablaban de que se había operado los pechos, los labios o que se había puesto bótox. Según ella no lo ha hecho nunca y no lo hará. Parece que la chica tiene carácter y ha perdido el miedo a ocultarlo.