De charco en charco y salto a otro porque me toca. Esa parece ser la biografía de una Belén Esteban que, apenas ha acabado de cerrar su última polémica, para convertirse en protagonista de otra de aún más gravedad si cabe que la anterior. Busca líos como forma de vida.

Si no resulta imposible entender por qué, sin que nadie le haya dado vela en un entierro como el que tiene que ver con el estado de salud de uno de los famosos más demandados por la prensa rosa como es Kiko Rivera, esta, sin ninguna prueba en la mano, decide insinuar cuál puede ser el problema real que tiene enfermo a Paquirrín.

La verdad sobre el estado de salud de Kiko Rivera

Todo sucedía en la última emisión de Sálvame en la que, tras la revelación del propio afectado de que está sufriendo una "depresión [VIDEO]", Kiko Hernández, quien asegura poseer información de primera mano sobre el verdadero alcance del problema del hijo de Isabel Pantoja, matizaba que la cosa era peor de lo que se estaba comentando.

Según este, Paquirrín estaría experimentando altos y bajos radicales en su estado de ánimo. Llegado a este punto, prefería no comentar nada más para no perjudicar los intereses del "enfermo".

Ante tanto misterio, y como si supiese algo que ha estado callando, la conocida como la princesa del pueblo tomaba la palabra y soltaba toda una bomba que, a buen seguro, no medía antes de vociferarla. Las palabras espetadas por la de San Blas sobre lo que le sucedería a Kiko eran las siguientes: "No sé lo que le pasa pero si es un problema de hábitos de comida, o de hábitos de vida o lo que sea, sólo puedo decir que de todo se sale. De todo".

Belén se pasa de frenada hablando de la enfermedad de Paquirrín

Algo que no cobraría la relevancia que a estas horas ha adquirido de no ser porque quien emite estas palabras y habla en primera persona del posible problema [VIDEO]de salud que afectaría a Kiko Rivera es una personas que ha superado un problema de hábito de vida tan serio como es la dependencia a sustancias estupefacientes.

Y es que, esta interpretación, la primera que la hacía era la propia prima del afectado, Anabel Pantoja, quien presente en Sálvame no tardaba ni unos segundos en para los pies a la rubia más famosa de España espetándole un contundente y amenazante "Belén, sé por dónde vas y no es por ahí".

Era entonces cuando, sabedora de que se estaba metiendo en un jardín que le podría suponer una jugosa demanda, la Esteban decidía recular asegurando que era algo que se estaba comentando en algunos medios y en los pasillos. Lío al canto.