El pasado fin de semana el programa 'Viva la vida' de Telecinco recibía como invitado al veterano periodista Jaime Peñafiel. Toñi Moreno mantuvo con su invitado una cercana entrevista que la presentadora del espacio difícilmente olvidará tras la desagradable confesión de Peñafiel. Habían abordado varios temas y detalles de la vida del granadino cuando el experto en casas reales recordó una anécdota vivida en África Central. La reveladora confesión culinaria dejó atónita a Toñi Moreno y, probablemente, revolvió el estómago a muchos telespectadores.

Jaime Peñafiel quiso relatar cómo fue su asistencia a la coronación de Bokassa, emperador de África Central.

El periodista acudió como invitado al festejo y describió que, durante el banquete real, se ofrecieron diversos platos típicos del lugar. Peñafiel explicó que parte del menú fue llevado desde París, pero que el plato estrella consistió en una preparación centroafricana a base de carne. Sin embargo, aquel manjar escondía una desagradable sorpresa.

Una cena a base de carne de escolares asesinados por Bokassa

Bajo la atenta mirada de Toñi Moreno, Peñafiel siguió hablando del menú del banquete de la coronación: "Había un plato nacional a base de carne. Riquísima carne, además", recordaba el experto en realeza. La historia dio un giro inesperado cuando Jaime relató que, al cabo de unos meses, había descubierto que aquel plato de carne estaba hecho de carne de escolares asesinados por Bokassa en los días previos a su coronación.

"Descubrieron que los frigoríficos del Palacio Real de Bangui estaban llenos de cadáveres de escolares... Utilizó esta carne para el banquete", detallaba el periodista ante el gesto atónito de la presentadora. La confesión resultó tan desagradable para Toñi Moreno [VIDEO] que la conductora prefirió no entrar en más detalle y dar un giro a la entrevista.

La muerte de su única hija

Uno de los momentos más emotivos de la entrevista [VIDEO] se produjo cuando Jaime Peñafiel recordó el doloroso momento de la muerte de su única hija. "Uno nunca se recupera de la muerte de un hijo", reflexionaba Peñafiel. Sin duda, el fallecimiento de la joven por problemas de drogadicción causó tal dolor en el periodista que, como él mismo explicó en su entrevista, nunca ha podido recuperarse de ese trance. "Me negué a ver a mi hija al final porque estaba aterrado. No fui capaz de verla antes de morir, era incapaz, fui un cobarde", confesó Peñafiel.