Jorge Javier Vázquez dijo a la princesa del pueblo que parecía una bruja amargada, cuando hacía críticas sobre Gustavo González y María Lapiedra [VIDEO]. Lo que alteró a la colaboradora, la cual trató con todas sus fuerzas de no emitir juicio alguno sobre los comentarios del presentador.

Las únicas palabras que la princesa del pueblo soltó fueron “Traerme el barreño, porque me voy a recoger la sangre porque no tengo lengua”. Con esto dio a entender que mejor se quedaba callada, pues si hablaba la de cosas que le diría.

Belén Esteban reprimida y no por primera vez

Belén Esteban no entendía como Jorge Javier dijo lo que dijo y permaneciendo tan tranquilo.

Cosa que a ella le había afectado muchísimo, pues dijo sentir un afecto muy grande por su compañero de plató. Por lo que inició su conversación en Sálvame diciendo que lo que pasó, pasó. Jorge Javier Vázquez [VIDEO] pensaba que todo se había solucionado ya, expresó que la situación le causaba gracia por lo que se rió.

Para Belén Esteban era doloroso ver que para el presentador todo era un juego, por lo que comentó que todos no eran como él. No quiso ponerlo por encima de nadie pero le molestó la cara dura que tenía después de haberla llamado bruja amargada y pasar a como si nada. Agregó que lo apreciaba mucho y respetaba, por eso prefirió no entrar en polémica.

El resto de sus compañeros le daban apoyo para que se tranquilizara. Por lo que no comenzó como siempre una de esas escenas que después no tienen marcha atrás.

Así que prefirió dejar el problema hasta allí.

Advertencias de Belén Esteban

La princesa del pueblo dijo al presentador que desde ahora en adelante se iría del plató cuando llegue María Lapiedra. Pues cada vez que está presente algo sucede entre ellos, por lo que admitió que no merecía la pena. Imaginamos que no vale la pena discutir con sus compañeros de plató a causa de la colaboradora. A lo que Jorge Javier Vázquez respondió que si esa es su opinión esa es y ya.

Alteró un poco su tono de voz nuevamente y mandó una clara advertencia a otro de sus compañeros. “ Y tú no sigáis, pues se cómo eres. Y a él le encanta eso”. Indicando que le estaban incitando para que armara más rollo, pero no lo iban a lograr. Al retirarse del plató comentó "no voy hablar, y no voy a decir nada más!. Agregó “Tráiganme el barreño, porque me voy a recoger la sangre porque no tengo lengua”.

Una vez más la princesa del pueblo logró quedarse callada. Imaginamos que hizo un gran esfuerzo por lograr ese objetivo, pues para ella quedarse callada ante una molestia es como la película misión imposible.