El pasado 8 de mayo de 2018, Roi, polémico concursante de esta última edición de Operación Triunfo fue directo a meterse en la boca del lobo, en un sitio donde el no quería estar, pero que no le quedó más remedio, el concursante fue según mantiene, únicamente a acompañar a su novia que concursa en el famoso programa [VIDEO] de Telecinco, Factor X, pero que de repente se vio acorralado por las cámaras de Sálvame y no le quedó otro remedio que presentarse en público en un sitio en donde no quería estar.

Roi podría pagar caro sus insultos a Sálvame

Carlota Corredera aprovechó medio minuto para acercarse al ex concursante de Operación Triunfo y hacerle preguntas acerca de la relación con su novia, preguntas a las que por lo visto el cantante no quería responder y se vio obligado a hacerlo.

Roi se mostró bastante cortante, sin querer responder a las preguntas y haciendo notar que no estaba nada cómodo, pero aún así dedicó cierto tiempo hablar con Carlota Corredera, no sin después tomarse la revancha por lo ocurrido, ya que según él la protagonista de esta tarde era su novia y no él.

Acto seguido del incidente Roi no dudó en comunicar por mensaje en su cuenta de Twitter que lo que había vivido esa tarde le parecía rastrero y fuera de lugar, ya que él había ido únicamente a acompañar a su pareja y que no tenía intención ninguna de salir en Sálvame, ya que era un programa que ha criticado a muchos de sus compañeros aparte de que era algo de que no se había pactado y que encima había tenido que firmar unos derechos de imagen sin él querer hacerlo.

Muy rápidamente los responsables de Sálvame se disculparon y alegaron en su defensa [VIDEO] que querían hablar con Roi básicamente porque les hacía ilusión que les contará algo más sobre su relación y que no era nada que hubieran querido hacer con maldad.

Ahora se debate quién tiene la razón en este asunto, sin duda Carlota Corredera lo ha hecho mal, pero como bien se cuenta en Periodista Digital este chico y su novia son personajes públicos y es muy normal que sienta cierta cierta curiosidad todos los programas de televisión y más en concreto Sálvame por conocer detalles de su vida y en concreto de su relación.

De este modo Roi también sabía muy bien donde se metía y a pecado según fuentes de Periodista Digital de incongruente al quejarse por un acto que en verdad duro 30 segundos y que no puso en peligro su intimidad ni nada parecido aparte de que sea lleva rectamente que en Telecinco se dedicaban a ese tipo de cosas y que le iban a preguntar.