El Rey Felipe VI no gana para polémicas tras los últimos acontecimientos. Si hace tan sólo unas semanas, uno de los representantes de Izquierda Unida dirigía una carta formal al monarca con la finalidad de suprimir el Ducado de Franco a Carmen Martínez Bordiú alegando que es contrario a la ley y siendo un título que concedió el rey emérito Juan Carlos I tras la muerte del dictador a su hija, Carmen Franco Polo, ahora, el Gobierno se ha pronunciado al respecto dejando en el peor lugar la memoria de las víctimas del franquismo y a sus seres [VIDEO]queridos.

El ministro Catalá califica de honorífico el título de Franco

Ha sido el medio eldiario.es el que el pasado [VIDEO]martes informaba de los planes del Gobierno en cuanto al Ducado de Franco.

El ministro Catalá ha sido el encargado de argumentar los motivos por los que el Gobierno no retirará dicho título. Catalá, lejos de desmarcarse de este asunto, ha admitido que dicho título es "simplemente honorífico" y fue concedido por Juan Carlos I en el año 1975 y como cualquier título nobiliario, "no genera privilegios". Pese a tratarse de un título que rinde tributo a un dictador y por tanto, contrario a la ley, el Gobierno no retirará el título honorífico a la nieta del dictador, quien lo lleva reclamando desde la muerte de su madre.

El monarca retiró el título de Duques de Palma a la infanta Cristina y Urdangarín

Pese a esto, partidos políticos como el PSOE han argumentado que eliminar dicho título es necesario por higiene democrática además por dignificar a todos aquellos asesinados y las numerosas familias afectadas buscando aún sus restos.De esta forma, ha quedado en evidencia la figura de Felipe VI, quien ya intervino el título nobiliario de su hermana y su cuñado, que tras verse salpicados por el escándalo Nóos, decidió retirarles el título de Duques de Palma.

Pese a las peticiones formales de Izquierda Unida donde se dirigen formalmente al monarca para evitar el otorgamiento de dicho título a la nieta de un dictador, todo indica que Felipe VI ha decidido hacer caso omiso a dichas peticiones y finalmente, Carmen Martínez Bordiú llevará orgullosa la herencia del dictador Franco. No obstante, tras las declaraciones del ministro Catalá donde califica de "honorífico" dicho título, las críticas no han tardado en llegar a través de las redes sociales, donde se dirigían al monarca escribiendo: "Si él está donde está, viviendo sin dar un palo al agua y a todo lujo, es gracias al abuelo asesino de esta "ejemplar y decente señora".