Manuela Carmena, la jueza emérita y actual alcaldesa de Madrid ha vuelto a posicionarse en el ojo del huracán tras los últimos acontecimientos. Si hace apenas una semana, la alcaldesa de la capital se pronunciaba en contra de los jueces que emitieron la sentencia de 'La Manada' y tachando dicho fallo de "profundamente equivocado dado que se reconocen los actos de la agresión sexual pero se describía mal la situación de intimidación de la víctima. Las palabras de Carmena generaron en apenas unos minutos un aluvión de interacciones y apoyo, no obstante, no se trata de ésta la única sentencia con la que la alcaldesa no se ha mostrado de acuerdo.

El Ayuntamiento de Madrid llevará a cabo medidas legales contra los policías

Ha sido el medio eldiario.es quien ha afirmado que los servicios jurídicos [VIDEO]del Ayuntamiento de Madrid han preparado un recurso contra el archivo judicial de la causa abierta por las amenazas en el chat de policías a Manuela Carmena. Pese a que los argumentos vertidos por el Juzgado de Instrucción [VIDEO]nº42 se basaba en que los comentarios realizados en el chat no tienen carácter "público", lo cierto es que desde el propio Ayuntamiento de la capital, han considerado que los comentarios realizados en el chat, al tener 200 personas de integrantes, se integran en el ámbito público y no en el privado como así determinaba el juez de instrucción.

Deseaban la muerte de Manuela Carmena y alababan a Hitler en los chats

Además de esto, los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Madrid han puesto de manifiesto que la actuación de los policías investigados es antagónica con la función de "servir y proteger" que deben tener, pues en los chats se alababa l al dictador Hitler y afirmaban que "matar es nuestro lema".

En el chat, donde hacían referencia a la alcaldesa de Madrid, deseaban la muerte de Carmena y lanzaban contra ella duros insultos refiriéndose a su edad.

Insultos a Ana Pastor y García Ferreras a través del chat con 200 personas

Pese a que el juez instructor puso de manifiesto en la sentencia que no existía delito dado que lo sucedido ocurrió en el ámbito privado y para la existencia de delito debe haber injurias públicamente, lo cierto es que el Ayuntamiento va a por todas recurriendo la causa . Aunque la mayor parte de las graves injurias e insultos se dirigían hacia la alcaldesa, los policías también dirigieron insultos y vejaciones contra otros políticos o periodistas como García Ferreras o Ana Pastor.