Supervivientes [VIDEO], el reality que actualmente se emite en Telecinco, es uno de los realities más extremos de la televisión actual. Sin embargo, la adaptación española [VIDEO]del formato, que se emite en distintos países del mundo, no es ni de lejos la más dura de todas. Koh-Lanta, la edición de Supervivientes en Francia que se graba en Tailandia, es famosa a nivel mundial por los numerosos escándalos que en ella han tenido lugar. De hecho, en una de sus anteriores ediciones, llegó a morir uno de los concursantes del programa y, más tarde, el médico del reality se quitó la vida tras esa tragedia. Sin embargo, el reality se ha seguido haciendo año tras año hasta que, finalmente, se ha cancelado la edición de 2018 por una posible agresión sexual de un concursante a otro.

Tal y como confirma el comunicado que ha enviado la productora del Supervivientes francés, se ha decidido cancelar las grabaciones de esta nueva edición por un episodio que habría tenido durante el cuarto día de grabaciones entre dos de sus concursantes.

"Un competidor informó de una agresión sexual durante la cuarta noche". Pese a que el supuesto agresor ha negado los hechos, la productora del reality ha decidido no seguir adelante con el programa tras este nuevo escándalo que ha conmocionado a Francia.

Al igual que ocurre con su versión en España, el Supervivientes francés se ha mantenido líder de audiencia durante todos estos años, convirtiéndose en uno de los realities favoritos para la audiencia francesa, como ocurre aquí en España.

Una muerte en directo

Como decíamos, no es el primer escándalo que sacude al reality de supervivencia de la televisión francesa. En su edición del año 2003, uno de sus concursantes murió durante el primer día de rodaje a causa de un paro cardíaco durante una de las durísimas pruebas. De inmediato, el programa fue cancelado de la televisión francesa.

Una semana después del trágico suceso, la productora confirmó el suicidio de uno de los médicos del equipo desplazado hasta la isla tailandesa donde se rueda este reality extremo.

No sabemos si, tras este nuevo escándalo sucedido en la edición de 2018, el reality francés se despedirá para siempre de su audiencia o si, por el contrario, seguirá emitiéndose el año que viene como si tal cosa. Por suerte, los mayores escándalos de nuestra edición se basan en si Hugo y Sofía han mantenido relaciones sexuales o no en la isla y fuera de cámaras.