Cuando no es por una cosa es por otra, pero lo cierto es que Belén Esteban no deja nunca de estar en la boca de sus seguidores y sus detractores. Algo que parece estar convirtiéndose en una constante, muy especialmente desde que las redes sociales se han convertido en el nuevo patio de vecinos de todos los espectadores televisivos 2.0.

Y para darse cuenta de ello tan solo hay que buscar el nombre de la colaboradora mejor pagada de Telecinco en alguna de las principales plataformas de este tipo y echar un ojo a los comentarios que se han vertido sobre ella en las últimas horas tras firmar una escena que muchos han catalogado ya de "innecesariamente ridícula".

Belén Esteban, conminada a hacer el ridículo en Sálvame

Porque en el día de ayer en Sálvame, el de su retorno tras las vacaciones que han dado mucho más que hablar de lo que la de San Blas hubiera imaginado nunca, se produjo un hecho de lo más lamentable posible como es una encuesta a los espectadores que se sabía cómo iba a acabar desde el inicio.

Tras mostrar al invitado estrella del programa de ayer, un dinosaurio gigante -o mejor dicho un disfraz de dinosaurio enorme- el espacio más rosa de la televisión no tuvo otra ocurrencia que ofrecer a sus espectadores la posibilidad de votar mediante una encuesta a qué colaborador o colaboradora le gustaría ver volviendo a su casa bajo ese disfraz [VIDEO]de Tiranosaurus Rex.

Lamentable escena de la Esteban

Como era de esperar, la elegida por mayoría aplastante era la rubia más famosa de España, quien debía ponerse el susodicho disfraz y volver así vestida [VIDEO]a su hogar, acompañada de las cámaras del programa más polémico de Telecinco.

Un retorno que, todo hace indicar se mostrará hoy en antena y que habría producido comentarios de todo tipo en un vecindario que, aun acostumbrados a las cámaras y los micrófonos como se puede ver en la fotografía adjuntada en esta noticia, lo está menos a las 'charlotadas' de este tipo.

En busca de llamar la atención de cualquier forma y recuperar a parte de la audiencia perdida la dirección de Sálvame parece estar perdiendo definitivamente los papeles. Su última invención, tan ridícula como innecesaria, no pareció dejarles los mejores datos de audiencia en relación a sus mejores cifras de los últimos tiempos. Parece que las ideas, poco a poco, se les van agotando. En la zona noble de Mediaset España, como no podía ser de otra manera, han tomado buena nota de ello.