Lo someten desde Telecinco a un linchamiento mediático de tal calibre que tal parece que Toño Sanchís [VIDEO] sea el súper villano de los villanos y la cosa va a más. Hasta Jorge Javier Vázquez se ha subido al carro.

Toño concede un entrevista en exclusiva a la revista SEMANA para hablar de su fracaso judicial, de cómo lo viven tanto él como su familia y de los próximos pasos a seguir.

Asegura que lo que ha pasado le ha servido como cura de humildad pero que lo hace más fuerte, afirmando que: "No van a poder ni conmigo ni con mi familia". Está decidido a seguir defendiendo su inocencia aunque la justicia lo haya acusado de estafador.

Reconoce que está incluso preparado y resignado para perder la casa familiar y que tanto él como su familia han necesitado ayuda psicológica para superar el acoso y derribo sufrido desde hace más de dos años. Siente dolor, impotencia y rabia pero acata la decisión del juez aunque no la comparte.

De Belén Esteban dice que es una mujer capaz de todo y que su próxima víctima será Miguel.

Deluxe sin ‘Belenazo'

El pasado sábado Belén Esteban [VIDEO] vestida de Cristina Cifuentes, se presentó en el Deluxe supuestamente a contarlo todo. La realidad es que unicamente contó más de lo mismo y que la audiencia solamente le dio 1 punto más de share que en el pasado Deluxe con Miriam Saavedra: 19,5% un dato aceptable y nada más.

Y precisamente en el desglose de la audiencia vemos que en su entrevista, Belén Esteban no pasó del 16,7% y en cambio el Poli Deluxe de la ex novia de Carlos en el late night llegó hasta un 25%.

(Miriam es la nueva colaboradora de Sálvame y el posible relevo de la Esteban si los espectadores son capaces de soportar su voz)

Ya no hay ‘Belenazos’, porque a pesar de que la justicia le haya dado la razón en su litigio con Toño, la audiencia tiene memoria y sabe que todo no es tan diáfano como ella dice, ni está tan claro, amén de que las mentiras que la de Paracuellos lleva acumuladas en su periplo televisivo son incontables y la gente no las olvida.

Facebook está lleno de grupos anti Belén Esteban y ninguno en contra de Toño Sanchís es más, hay varios grupos a favor del representante. Parece que en eso él acierta: “Ella ha ganado, pero ha perdido el cariño de la calle”.

¿Qué pretende Jorge Javier Vázquez?

Por lo visto el de Badalona quiere ser como en la canción de Cecilia: “la novia en la boda, el niño en el bautizo y el muerto en el entierro”. No le basta con ser el presentador omnipresente, ahora también se erige en justiciero.

En su blog de LECTURAS a Belén Esteban le da una de cal y otra de arena que es lo que acostumbra a hacer, pero al que machaca es, cómo no, a Toño (nada hay más fácil que hacer leña del árbol caído) de quien dice que no tiene derecho a pedir respeto por su familia.

Como siempre que puede, esgrime uno de los argumentos que más le gustan refiriéndose al valenciano: “Ha sacado a pasear su enciclopédica incultura para intentar destrozar de una manera terrible y mezquina a una persona a la que ha estafado de manera sistemática”.

Lo de mezclar la velocidad con el tocino no acabamos de entenderlo. ¿Es superior la incultura del representante a la de su ex representada? ¿Ha sido esa incultura la que le ha llevado a lo del destrozo y la mezquindad? Lo del clasismo pseudo intelectual de J. J. es de traca.

Y como colofón, ahora resulta que según él la audiencia no se ha enterado de todo, que viene a ser casi lo mismo que decir que no se ha enterado de nada, vamos que la audiencia es poco menos que tonta de baba: “Por pudor hemos callado y ocultado situaciones que dejarían a Toño en tan mal lugar que la cárcel sería para él un balneario de lujo asiático”.

Ahí queda eso. Así se siembra el germen que acaba definitivamente con cualquier reputación y en el caso de Toño Sanchís es la puntilla que J. J. imbuido en su papel de justiciero no ha podido dejar de aplicarle.

¿Qué han callado por pudor? No se puede esgrimir un argumento más cínico y más hipócrita. Si Toño se ha aprovechado de una mujer débil como él dice, no ha sido el único. Todos sabían muy bien en que andaba metida la que era su “gallina de los huevos de oro” y miraban para otro lado porque las audiencias eran millonarias, rasgándose ahora las vestiduras en un alarde de fariseísmo repugnante.

Vamos a ver qué pasa si el representante decide hablar algún día y contar lo mucho que calla (si ellos saben, que no sabrá él) o incluso mejor, si escribe un libro. Jorge Javier olvida que: “Entre bomberos no se pisan la manguera” y que "no hay enemigo pequeño".