Anoche, Supervivientes 2018 vivió una de sus galas más emocionantes y esperadas, logrando nuevo récord de audiencia par el reality de Telecinco. Alejandro Albalá e Isa Pantoja llegaron a Honduras para reencontrarse con Sofía Suescun y Alberto Isla, respectivamente. Una vez con ellos, las cosas fueron demasiado distintas entre unos y otros. Por un lado, Alberto Isla le pidió matrimonio en directo a Isa tras conocer que su chica ya había firmado el divorcio con Alejandro. Éste, por el contrario, siguió con sus planes de dejar a Sofía en pleno directo [VIDEO] y, además, recibió una esperada noticia por parte de la productora.

Alejandro, primer concursante oficial de Supervivientes 2019

Tras reunirse con Sofía y comunicarle su intención de romper la relación sentimental, Alejandro recibía una esperada noticia de manos de Jorge Javier Vázquez.

El de Santander debía pasar la noche en Cayo Paloma, junto a Sofía y el resto de concursantes, si quería ser el primer concursante oficial de la edición del año que viene [VIDEO]. [VIDEO] Una propuesta a la que Alejandro contestaba que sí sin dudar, confirmando así su participación en Supervivientes 2019.

La verdad sobre el fichaje de Alejandro Albalá

Sin embargo, el fichaje de Alejandro Albalá para la nueva edición del reality de Telecinco lleva consigo un trasfondo. El ya ex marido de Isa Pantoja iba a ser concursante oficial de esta edición, junto a su chica Sofía Suescun. Sin embargo, Alberto Isla, tal y como se ha filtrado en los medios, habría vetado la participación de Alejandro a cambio de ser concursante oficial. Es decir, Alberto impuso la condición de que era él o Alejandro para no tener que coincidir en el concurso con el ex de su actual pareja.

Por ello, el reality habría decidido concederle a Alejandro un puesto como colaborador del reality y, de paso, proponerle ser el primer concursante confirmado de la próxima edición ,ya sin veto por el medio. Una propuesta que, incluso, podría conocer Alejandro desde antes de que empezara el concurso de forma oficial. Por tanto, éste habría sido el negocio redondo de Alejandro en Supervivientes, ya que no sólo tendrá su caché y sueldo como concursante el año que viene, sino que durante esta edición ha sabido rentabilizar al máximo su ruptura en directo con Sofía, además de cobrar por su puesto como colaborador del programa. Sin duda alguna, Alejandro es el gran vencedor de esta edición y, quién sabe, si de la siguiente.