La dura discusión entre la Reina Letizia y Doña Sofía a las puertas de la catedral de Palma en la Misa de Resurrección ha empañado aún más la imagen de la Monarquía [VIDEO]española, que tras los últimos acontecimientos, estaba en su peor momento, sin embargo, quedaban algunas incógnitas por resolver referentes [VIDEO]a la escena entre la reina emérita y la Reina Letizia, quien se empeñaba públicamente en que sus hijas no se hicieran ninguna foto al lado de su abuela, Doña Sofía.

La actitud descontrolada de la Reina Letizia durante la Misa de Pascua

Han sido varios los medios de comunicación que daban la exclusiva sobre la advertencia pública de la esposa del Rey Felipe VI a su suegra, de lo que hasta el momento únicamente pudimos apreciar una actitud un tanto agresiva y descontrolada que apenas unos días más tarde quiso limpiar acudiendo a visitar al hospital al emérito Juan Carlos I, primero en compañía de Doña Sofía y Felipe VI y un día más tarde, en compañía de la princesa Leonor y la infanta Sofía, quienes llevaban la lección aprendida sobre cómo tenían que actuar.

La advertencia de la Reina consorte a la emérita sobre las fotografías

Sin embargo, pese a los esfuerzos realizados por olvidar la desagradable escena donde se aprecia a la Reina Letizia con un gesto descontrolado, se han filtrado las palabras que ésta dedicó a su suegra en presencia de todos los asistentes. Así advirtió Letizia a la madre del Rey Felipe VI: "Sofía, las fotos las haremos luego, en casa, ahora estamos trabajando". Éste habría sido el argumento utilizado por la Reina consorte para que su suegra no se tomara ni una sola foto con sus dos nietas en Palma.

Las duras desavenencias entre las dos reinas a causa de la Princesa Leonor y la infanta Sofía

Con todo, el argumento de la reina actual apenas tiene solidez, pues fueron numerosos los fotógrafos que se agolparon a las puertas de la catedral intentando sacar una instantánea de abuela y nietas que pese a la desaprobación de Letizia, vieron la luz.

No obstante, todo indica que las desavenencias entre ambas reinas radica en que, mientras Letizia intenta separar la vida privada de su vida pública como reina representante del pueblo, la emérita hace hincapié en mostrar su faceta de abuela incluso en actos públicos.

Pese a tratarse de un episodio concreto, la repercusión ha sobrepasado a la Reina consorte, a quien han criticado en multitud de ocasiones e incluso la prensa de Madrid ha llegado a pedir que le quiten la educación de sus hijas,