Con poco más de tres semanas de concurso ya tenemos nombre semioficial para Supervivientes 2018 [VIDEO], la edición de los flojos y los abandonos. Desde este primer domingo de abril el Reality de Supervivencia ya cuenta con un concursante menos tras el abandono de Adrián Rodríguez y casi pierde a Saray Montoya al intentar irse, otra vez, en pleno Conexión Honduras.

El decepcionante concurso de Adrián Rodríguez en Supervivientes 2018

Adrián Rodríguez se ha convertido en el primer concursante de Supervivientes 2018 en coger el cayuco de vuelta e ir comprando ya su billete de vuelta a España. Una decisión que cogió por sorpresa tanto al telespectador como a los presentes en plató.

El actor, al contrario que Saray, no había mostrado hasta el momento indicios de querer abandonar, es más, se le veía siempre motivado y con ganas de realizar las pruebas, con una intensidad que en ocasiones llegaba a rayar en la pesadez como personaje.

Lo curioso del abandono, el cual achacaba principalmente al hambre, es que Adrián estaba en el "Lado Civilizado" de la isla, es decir, en el lado que cuenta con mayores recursos no solo para pescar sino que las raciones de arroz son más grandes que las de "Lado Salvaje". Por si eso fuera poco, también disfrutó de una tarta de chocolate junto con Sofía, Isabel Castell y Sergio Carvajal.

Si bien la excusa del hambre chirría, hay compañeros comiendo menos que él.

El abandono del actor de Los Serrano no supone una gran pérdida en cuanto a contenido del reality. El Superviviente apenas tenía protagonismo, a excepción de su malentendido con Sofía cuando esta creía que él la había nominado. Precisamente esta falta de presencia en el concurso de supervivencia se notó en las no muy convincentes palabras de Sandra Barneda para convencerlo de no abandonar, porque lo cierto es que con Saray lo intentó algo más.

Con un poco más de ahínco que Sandra Barneda intentaron hacerle cambiar de opinión Abraham, recordándole sus problemas con Hacienda, y su madre pero la decisión estaba tomada, él quería volver a España porque no aguantaba el hambre y sentía mucha ansiedad.

Saray vuelve a intentar abandonar Supervivientes 2018

Tras el inesperado abandono de Adrián fue el turno del amago Saray Montoya. La ex Gipsy King volvía a montar el numerito de querer irse tras haberlo intentado anteriormente en otra gala. La Superviviente volvía a reciclar sus excusas de no sentirse bien físicamente, a pesar de que los médicos la encuentran en perfectas condiciones, y añadió como nuevo argumento los problemas que tenía con sus compañeros.

En el caso de Saray el nuevo intento de abandono se venía gestando desde la gala del jueves pasado por lo que la organización del programa, por miedo a perder a una de sus concursantes más polémicas, traía ya preparada una grabación de sus hijas para instarla a quedarse en la isla. Por si eso no fuera suficiente, Saray volvió a contactar nuevamente con su marido. Un trato de favor que nos obliga a darle la razón a la madre de Melissa cuando se quejó del desigual trato hacia otros concursantes, ya que cuando su hija quiso abandonar no le dejaron hablar con ella y Saray ya ha hablado con su familia en dos programas.

Lo más irónico del paripé de abandono de Saray es que el jueves pasado veíamos un vídeo de su discusión con María Jesús Ruiz [VIDEO], en el que la concursante se jactaba de ser una persona muy fuerte, con gran fortaleza, a lo que María Jesús le decía sin dudarlo que era fuerte, pero para armar discusiones; lo cierto es que su comportamiento en Conexión Honduras ha terminado por darle la razón a la ex miss. Saray no solo se ha negado en otros programas a realizar las pruebas sino que con su nuevo amago de abandono le ha dado una bofetada a todos aquellos que estaban votando para salvarla.

A pesar de los intentos del programa, Saray Montoya se mostraba decidida y cogía este domingo el cayuco de regreso, pero parece que el programa, temeroso de perder a una concursante que arma follones, la "ha convencido" finalmente de seguir y esperar al jueves para ver si es expulsada por la audiencia, evitando así también pagar la multa por dejar el reality.

Lo que nos deja claro la actidud de Saray es el poco respeto que siente hacia sus fans y la audiencia de Supervivientes. Sus repetidas pataletas de abandonar están empezando a cansar y los constantes favoritismos de Telecinco hacia ella para que siga tarde o temprano le van a pasar factura. Lo más probable es que si el jueves es salvada vuelva a hacer otro intento de abandono y esperemos que a la tercera vaya la vencida porque su numerito ya harta.