Sergio Ramos, además de dedicar su vida profesional al fútbol, siempre ha estado muy al día con la moda. Lo hemos visto con el pelo largo, rapado de un lado, de otro, tintado, etc. Los numerosos looks que ha tenido durante su carrera futbolística son una prueba muy clara de ello.

Los futbolistas amplían su carrera gracias a su imagen

No es ninguna broma, somos conscientes de que hemos visto a más de un jugador de fútbol en los anuncios de televisión, promocionando todo tipo de productos y servicios. Sin embargo, no todos se atreven a dar un paso más allá que el de ofrecer su imagen para las marcas. Sergio Ramos [VIDEO], al igual que otros, como el jugador del Barça, Gerard Piqué [VIDEO], ha expandido su faceta empresarial con el fin de tener un terreno en el que poder moverse cómodamente cuando se retire del universo futbolístico.

Todo queda en familia

En la actualidad, el futbolista se ha hecho ya con cerca de 100 millones de euros gracias a todos sus negocios, por lo que nadie vaticina un abandono del jugador en este terreno.

Además, una parte de todo lo que Sergio [VIDEO]Ramos mueve en sus negocios no lo hace solo. Puede contar con la ayuda de su representante, con quien tiene mucha confianza, y con su hermano y su padre, dos familiares inseparables al futbolista.

¿Qué tipo de negocios lleva a cabo?

Sergio Ramos ha volcado gran parte de sus inversiones al sector inmoviliario. Además, ha aprovechado la oportunidad de poder emplear también una cantidad considerable a algo que le apasiona: el mundo del caballo.

En lo que se refiere al ámbito inmobiliario, Sergio Ramos ha conseguido tener un gran imperio, con algunas alegrías y penas por el camino.

Sergio Ramos, emprendedor desde sus inicios

Hay fuentes que afirman que Sergio Ramos, antes de ser fichado por el Real Madrid, ya había comenzado a llevar su primera sociedad y, desde entonces, su carrera (tanto futbolística como empresarial) no ha hecho otra cosa que crecer sin parar.

La primera empresa que fundó el defensa fue Sermos 32 S. L. Fue en 2004, cuando aún se encontraba en la plantilla del Sevilla, donde llevaba el dorsal número 32, el mismo que decidió incluir en el nombre de su negocio.

Sermos 32, el primer paso empresarial de Ramos

Ya sabemos por qué la empresa llevaba ese número. Por otro lado, Sermos no tiene otro significado que Ser(gio)(Ra)mos. Este primer impulso empresarial del futbolista tenía como principal finalidad la explotación de derechos de imagen.

Según manifiestan otras fuentes periodísticas, el jugador es el único administrador de esta pequeña empresa y también se encarga de administrar personalmente también otras partes relacionadas con el fútbol, como su propia página web.