Manuela Carmena vuelve al ojo del huracán apenas dos días más tarde de recibir duras críticas por anunciar que dará ayudas a la familia de Mmame Mbaye, el mantero fallecido por un infarto en el barrio madrileño Lavapiés. Las políticas del Ayuntamiento de Ahora Madrid distan bastante de las que llevaba a cabo Ana Botella, precisamente las pasadas Navidades, Manuela Carmena eliminaba los asientos VIP a los famosos de la cabalgata de reyes, cediéndola en su totalidad a personas discapacitadas y familias en riesgo de exclusión social. Una medida que no sentó nada bien a los famosos que habitualmente ocupaban esos asientos.

Ramos invirtió en un proyecto para la creación de viviendas en Los Berrocales

Sin embargo, la última decisión política de la alcaldesa ha afectado directamente a Sergio Ramos, el futbolista del Real Madrid, quien pretendía construir más de 100.000 viviendas en el nuevo barrio madrileño de Los Berrocales, un proyecto de su propia inmobiliaria que no ha sido aceptado por la alcaldesa de Madrid y que le traerá numerosos quebraderos de cabeza si tenemos [VIDEO]en cuenta la suma millonaria que invirtió en este proyecto inmobiliario [VIDEO].

El sevillano perdería 61 millones de euros que invirtió en comprar el solar

Concretamente, las políticas de Manuela Carmena han llevado a reducir la edificabilidad en la zona, lo que ha causado la respuesta inmediata del futbolista, quien ha denunciado al consistorio de Ahora Madrid. La denuncia por parte del sevillano llega en un momento económico delicado, pues la empresa promotora que dirige su padre cuenta con 61 millones de euros registrados en los solares donde se iban a construir los nuevos edificios, siendo el total de los activos 65 millones de euros.

El futbolista del Real Madrid, al borde de la ruina tras la decisión de la alcaldesa

Sin duda alguna, la decisión de la alcaldesa de Madrid podría llevar al borde de la ruina a Sergio Ramos, pues el proyecto, aprobado en el 2004, ya ha tenido pérdidas por valor de medio millón de euros, una deuda en ascenso tanto con los bancos (25 millones de euros) como con empresas asociadas (13 millones de euros).

En definitiva, la faceta empresarial del jugador de Camas va de mal en peor, pues las deudas se acumulan y el merengue ha optado por imponer demandas al consistorio, una decisión desacertada teniendo en cuenta las políticas de Carmena con la edificabilidad en los barrios de Madrid.