Es evidente que Sálvame, tras tantos años en antena, tiene muchos no, muchísimos defensores que están dispuestos a seguir las aventuras y culebrones de sus protagonistas pase lo que pase en el plató, digan lo que digan, y acaben como acaben las vidas de todos los implicados en este espacio.

Es igual de evidente, también, que el número de detractores que cada vez está acumulando este variopinto espectáculo de variedades de lo más polémico no deja de crecer y que ya son muchos los actores que le están tenido ganas en el peor sentido de la expresión.

Polémica en Sálvame

Algo que no es de extrañar teniendo en cuenta la cantidad de bochornosos espectáculos que el espacio más rosa y gritón de la parrilla televisiva patria viene firmando en los últimos tiempos, donde parece que todas las líneas rojas se han ido saltando, una a una, hasta llegar a un punto en el que vale todo por la audiencia y por alimentar el ego y las cuentas corrientes de quienes se faltan el respeto cada tarde por dinero.

Uno de los últimos ejemplos de estos teatrillos del tres al cuarto que, cabe recordar, se emiten en horario infantil protegido, lo protagoniza Mila Ximénez, la que para muchos es la colaboradora más lenguaraz y agresiva que hay en el programa. La misma que no tiene amigos y que sale a insulto por emisión.

Pues bien, la periodista, enfrascada en su guerra contra María Lapiedra y Gustavo González volvía a perder los papeles [VIDEO] durante la última emisión del programa tras no poder soportar cómo el paparazzi defendía sin razón y sin argumentos a su novia tras las últimas noticias protagonizadas por la rubia que se trataban en el programa.

En un momento dado, y como si se tratase de esa ex amiga íntima que se ha convertido en tu peor pesadilla de la noche a la mañana, se levantaba de su silla, cruzaba el plató y se ponía a un centímetro de su cara para gritarle con tono amenazante que se había convertido en una persona "manipuladora" y "ruin" exactamente como su chica.

Mila pierde los papeles en Sálvame

Con la mano en alto y fuera de sí, esta firmaba una de las escenas [VIDEO]más tristes vistas de un tiempo a esta parte que, por suerte, no encontraban respuesta en un Gustavo que parece entender que sus ingentes beneficios desde que se convirtiera en protagonista de polémicas de corte rosa incluyen este tipo de espectáculos.

Sin duda, una cuartilla de tercera división que muchos criticaban en las redes sociales comentando que el hecho de que se produzcan tantísimas faltas de respeto a diario en un programa es de juzgado de guardia.