Hace pocas horas se ha sabido que Belén Esteban gana finalmente su batalla judicial contra Toño Sanchís. Su gran amigo Antonio Rossi se ha apresurado a llamarla y explicaba que Belén daba saltos de alegría: ¡He ganado! ¡He ganado!

Hace casi un año, en Junio de 2017 ya celebraba Belén su triunfo al haber ganado el juicio que condenaba a su ex representante y ‘hermano’ Toño Sanchís a restituirle la cantidad de euros según ella defraudados a tenor de los papeles presentados por los abogados de la colaboradora de Sálvame.

Sentencia en firme

La Audiencia Provincial de Madrid ha ratificado la sentencia del juzgado de Torrejón de Ardoz, desestimando el recurso de apelación y obligando a Toño Sanchís a restituir a su ex representada la cantidad de 388.868 euros.

Ahora además Toño debe pagar las costas y los intereses. En total unos 600.000 euros.

El varapalo para Toño es de consecuencias imprevisibles. No solo será machacado mediáticamente en todos los programas de Telecinco quedando su reputación totalmente por los suelos, sino que es más que probable que vea como la casa que comparte con su mujer y sus hijos es finalmente embargada y debe abandonarla.

Esto sucederá si la Agencia de Servicios Loran SL, se declara insolvente y no puede hacer frente a la exorbitante cantidad. Belén Esteban que en un principio declaraba no querer que los hijos de Toño se viesen en la calle, cambió de opinión y desde hace tiempo sostiene que no le preocupa si la familia de su ex representante se ve en la calle.

Un largo litigio

Comenzó en 2015 cuando tras una auditoría Belén Esteban comenzó a sospechar que su representante no era totalmente honesto con su representada.

Según cuenta Belén, un día la secretaria de Toño no colgó bien el teléfono tras hablar con ella y así pudo escuchar que se vertían mentiras sobre ella. Todo muy teatral como corresponde a este personaje de la corrala de Sálvame.

Las facturas pendientes de aquel concurso de baile que ganó sin saber bailar, por dictamen de la cadena [VIDEO], la llevaron a sospechar y empezó a tirar del hilo con la ayuda de sus gestores y de su ‘Migue’ (la mano que mece la cuna) que en todo momento la animó a tirar de la manta.

De nada sirvió que Toño asegurase que no siempre cobraba el 20% de comisión y que verbalmente habían acordado el 30%, ella decía no acordarse, pero hay vídeos que demuestran que si hubo tal acuerdo y dicho por boca de ella. Por lo visto no se admitieron en el juicio

Belén Esteban siguió insistiendo en que Toño la había estafado y lo llevó a juicio. Finalmente hoy y con la ratificación de sentencia vamos a ver como se suceden los hechos y cuáles son los pasos a seguir por Toño Sanchís que siempre ha clamado su inocencia.

Se avecina linchamiento mediático [VIDEO]. A Toño le tienen ganas y sabiendo que esto de ahora le da nuevas alas a Belén Esteban muy de capa caída como personaje en los últimos meses, van a ir a por él con uñas y dientes. #Televisión #Reality