Máxima tensión en Sálvame después de que uno de sus colaboradores más conocidos, importantes y seguidos, como es el caso de Kiko Hernández, haya asegurado que sus días como colaborador del programa más rosa de la televisión patria podrían estar contados.

Así será si, definitivamente, y como se ha deslizado en el mismo espacio en el que este trabaja, el próximo sábado se revelan los detalles de esa conversación privada que el madrileño mantuvo con otro colaborador de Sálvame, y que varios medios han calificado ya como "muy comprometida" y en la que se tratarían asuntos "sumamente delicados" que afectarían y mucho a un rostro conocido.

Pues bien, después de que nuestros compañeros de Cotilleo hayan realizado una ardua tarea de investigación para averiguar qué es exactamente lo que tanto miedo le da a Kiko Hernández o que cree que puede poner en un serio brete su imagen si ve la luz, ya conocemos que son cuatro pilares de la charla secretísima [VIDEO] que ya ha empezado a dejar de serlo.

El primero de ellos hace referencia a la ingente cantidad de dinero que el paparazzi Gustavo González habría conseguido acumular en los últimos tiempos de máxima exposición mediática. Un montante que asustaría a muchos y que podría ser utilizado en su contra ya que, cabe recordar, se encuentra inmerso en un proceso de divorcio del que podría salir trasquilado si se sabe de su ingente patrimonio.

Sobre el resto de temas que se habrían abordado en esta charla que fue grabada desde una de las cámaras del plató cuando ninguno de los dos grabados sabía que estaban siendo registrados, solo hay por ahora especulaciones.

Dado que estas otras tres "bombas" [VIDEO], como ya las están llamando en distintas cabeceras que tratan la crónica social patria, afectarían directamente a la vida y al bienestar de los afectados y sus familias, de momento están bajo secreto y precintadas hasta que la dirección de Sábado Deluxe decida si las emite o no.

La charla más polémica de Sálvame

Lo cierto es que, de hacerlo, se expondría ya no solo a destrozar la vida personal y profesional del afectado, sino también a que Kiko Hernández, como ha avisado a las alturas de Mediaset España, rompa su vinculación con esta empresa y se tome un tiempo alejado de la televisión dedicado en cuerpo y alma a sus otros muchos proyectos profesionales paralelos a su imagen en televisión.

Por muy secretos que sean, no lo duden, se los iremos detallando aquí en las próximas fechas.