Una Sandra Barneda menos estirada y más cercana que el año pasado inauguraba el plató de Conexión Honduras [VIDEO] con una gran sonrisa. Estar prometida no hay duda de que le sienta bien.

El programa nos mostró cómo han pasado el fin de semana los concursantes que se han encontrado con unas condiciones climáticas algo complicadas ya que en Honduras todavía es invierno.

Sofía se deja querer

Estaba claro el ‘montaje’ ya desde los primeros días de convivencia en el hotel. Logan que es un gran calculador sabe que arrimándose a la ganadora de GH 16 tiene asegurada su supervivencia. El chico ha hecho los deberes y aunque ella clama y proclama que tiene novio, o lo que sea, él sabe bien que a nadie la va a importar que mantenga un tonteo o algo más con ella, más bien al contrario.

Claro que puede que haga nuevos cálculos y acabe decantándose por la argentina Romina, toda una celebridad en su país y un pasaporte para introducirse en los realities sudamericanos.

El tonteo ya ha comenzado y avanza a buen ritmo, duermen pegaditos el uno al otro y Logan se desvive por ella, quitándole incluso la arena de los pies antes de dormir. Ella le hace ojitos y la hemos visto diciendo: “Si no tuviera novio me casaba contigo... te pedía matrimonio aquí mismo. A mi madre le gustarías seguro”. Asegurando también, que en tres días la ha cuidado más que Alejandro en tres meses, porque ya se sabe que el chico es un poco ‘niño’.

Alejandro Albalá en plato y ante la insistencia de Sandra, aseguraba no sentir celos. Ni celos, ni nada, que ya sabemos que lo suyo con Sofía ha sido más una transacción comercial que un verdadero enamoramiento.

A él le ha servido para volver a estar en el candelero y seguir viviendo del cuento a costa de Mediaset y a ella para más o menos lo mismo.

Saray y sus ‘trampas’

La concursante está nominada y tenemos claro que se quiere ir aunque ella diga que no, se queja de la espalda y se queja de todo. La nominación le ha sentado como un tiro igual que a Melissa, de la que hablaremos más adelante.

Ha discutido por sus ‘protocolos’ que no son otra cosa que por ser de etnia gitana, al parecer no puede dormir al lado de ningún compañero masculino. Es de las que gritan para hablar y asegura que ese es su tono de voz, pero a Alberto Isla y a Fernando les ha molestado la forma brusca de dirigirse a ellos.

La primera trampa de la diseñadora se produjo con la obtención del fuego, ya que insistió y mucho en que Romina que era la encargada de conseguirlo utilizase papel higiénico, lo que está prohibido: “El papel es muy importante” decía mientras le daba medio rollo de papel para conseguir el codiciado fuego.

La consecuencia ha sido una sanción importante: les apagaron el fuego y los han dejado sin papel higiénico hasta nueva orden.

Pues no contenta con eso, algo más tarde trato de trampear el juego de confianza, queriendo que todos sus compañeros se lo diesen a Mayte Zaldivar.

¿Generosidad? Para nada. Saray se quiere ir y la forma de conseguirlo es que la audiencia la eche. Delante de las cámaras se acercó a Mayte e incluso la abrazó, cuando la había puesto de hoja de perejil con Romina mientras se bañaban.

Lo de Melissa

Melissa es la otra concursante que no acepta la nominación y se quiere ir sí o sí. La abogada, a pesar de estar en la parte privilegiada de la playa con todas las ventajas ha hecho cálculos y ha llegado a la conclusión de que siendo la primera en salir tienen asegurados los platós. Para conseguirlo no repara en gastos, como se dice y afirma estar muy deprimida.

En el juego de confianza no consiguió que ni uno de sus compañeros la quiera en la isla, un nuevo varapalo, su grupo prefiere a la bancaria Isabel a la que ven con mucha más fuerza.

Un montaje en plató

Vivimos lo que hoy muchos califican de bullying y que no fue nada más que algo prácticamente pactado. Leticia Sabater [VIDEO] llegó a plató con uno de esos looks que ella acostumbra y que dejan poco a la imaginación. Lo complementaba con una peluca mal colocada de trencitas rubias, que parecía comprada en un bazar.

Delante de ella se sentaba Alba Carrillo. Cada vez que Alba abría la boca, Leticia no la dejaba hablar. En un momento dado le tiro una puyita a Alba y esta le contestó: “En mi casa hay agua, en la tuya la deben haber cortado porque has venido con el pelo sucio”.

Nacho Montes muerto de risa, aprovechó para tirarle de la peluca a Leticia y ella hecha una furia se la quitó. Craso error, porque pudimos comprobar que en efecto, llevaba un pelo desastroso y nada aseado.

La secuencia aquí:

A la vuelta de publicidad, Sandra decía: “Me he enterado de que esto estaba pactado entre vosotros”. Tanto Nacho como Leticia negaron la mayor, pero ha sido el colaborador el que subía este tuit:

Ni bullying, ni humillación extrema, ni nada de nada. Leticia en horas bajas de popularidad necesita que se hable de ella que el verano está a tiro de piedra y hay que hacer bolos. Money, money......