Sálvame siempre logra dar en el punto cuando invita a un personaje al plato. Al invitar a alguien termina involucrando a todos los colaboradores en sus preguntas, de manera que hace toda la estrategia interesante. Así se enteran de los sentimientos de los colaboradores en conjunto.

Son como conejillos de india en un laboratorio y no se dan cuenta que estudian sus acciones y emociones y son utilizados al mismo tiempo. Podemos intuir que de esto se trata el polidelux, confrontar a los involucrados en el plato, para saber la relación real existente entre ellos.

En este polidelux Carlos Lozano [VIDEO]ha fallado todas las respuestas, ni una ha salido positiva.

Según el polígrafo de Conchita todo lo que ha respondido es falso. El colaborador piensa que la maquina tiene una falla, podemos pensar de esto dos cosas. Primero que el colaborador es muy descarado o simplemente cree que puede engañar a la máquina.

Para sus compañeros el hecho de que el aparato se equivoca es algo impensable, por lo que lo confrontan con cada respuesta dada. Esta vez lo que enciende el plato es la comparación de Lozano con María Teresa Campos en su labor como defensor del pueblo.

El ego de Carlos Lozano

Una de las preguntas que formuló Jorge Javier Vázquez [VIDEO] a Carlos Lozano fue que si “él creía que su trabajo como defensor del pueblo estaba mejor hecho que el de María Teresa Campos”, a lo que este responde que no. Pero nuevamente Conchita dice que miente.

Lozano ríe y dice que él y María Teresa son totalmente distintos que no tienen nada que ver, a lo que surge un comentario de Belén Esteban diciendo que sin lugar a dudas.

Patiño pregunta a Carlos si siente que desempeña mejor esta labor, el colaborador responde que él no se cree el mejor en nada porque lo peor que hay en el mundo es creerse algo.

El colaborador agrega que esto lo aprendió en Nueva York trabajando en la moda, donde alguien le dijo que nunca debía creerse el más guapo pues al cruzar la esquina se encontraría con alguien más guapo que él. Explica que nunca debemos creer que somos los mejores pues no lo somos ni lo seremos nunca.

Patiño responde al defensor del pueblo que lo que proyecta es que se regodea consigo mismo, este le comenta que él es así porque es un sobrado. Más el presentador le dice que lo que pasa con él es que no tiene necesidades económicas, pues se ve la diferencia entre una persona que necesita o depende de un empleo con una que no lo necesita. Otro día, otra polémica pregunta y así termina el polidelux con Lozano.