Sálvame no es un programa que tenga especialmente mucha ética, ya que se encarga de sacar los peores trapos de la vida personal de cada uno, pero en este caso de lo que estamos hablando es que se ha aplaudido un comportamiento completamente amoral y esto es algo más preocupante. Resulta que ayer 1 de marzo, Kiko Hernández no dudo en traicionar a María Lapiedra, pero de la manera más sucia y cruel, aunque lo peor no fue esto, sino que el presentador, Jorge Javier Vázquez lo felicito por lo que acababa de hacer y los medios se preguntan qué tipo de mensaje está lanzando la televisión.

Aquí ya no estamos hablando de moralismo o de censura, sino que es importante saber cuál es el mensaje que se va a difundir y más aún durante un horario protegido.

Todos podemos afirmar a ciencia cierta que grabar a una persona sin su autorización y ganar dinero con ello es un acto completamente amoral, pero peor es que se considere como algo maravilloso y como un triunfo y que ya a partir de ese momento se vea como algo normal.

Jorge Javier Vázquez criticado por su macabra actitud

Periodista Digital opina que censurar insultos o palabrotas para evitar una multa, no tiene ningún sentido si luego se consienten actitudes como la de ayer, no se puede admitir que algo de este calibre se vea como algo normal en la televisión o en cualquier otro lugar.

La situación fue la siguiente, el otro día la ex actriz porno se enteró de todas las infidelidades que había por parte de su actual pareja Gustavo González. Y es que por lo que parece el fotógrafo no solamente ha estado con María Lapiedra conjuntamente con su mujer sino que se habla de muchísimas más amantes con la que el paparazzi ha estado engañando a la pornostar.

En una pausa publicitaria de Sálvame, María Lapiedra estaba dolida con el maremagnum de información que había recibido [VIDEO] en el programa y allí perdió los estribos llorando y amenazando a Gustavo con dejarlo si no le decía la verdad, pero esto se conoce ya que Kiko Hernández grabó la conversación que estaban manteniendo a escondidas.

Al ver estas imágenes Jorge Javier Vázquez se le acercó y felicitó a su compañero por él según él magnífico trabajo realizado [VIDEO], algo que no ha pasado desapercibido ni para los medios ni para la audiencia.

Y aquí lo que más se crítica no es quién ha sido la víctima, el porqué, ni en lo que consiste principalmente la trama de Sálvame, que en su mayor parte se dedica a escarbar en los problemas personales de los demás, esto va más allá y es un caso de falta de ética tremendo.