Paz Padilla vuelve a estar en el foco de la polémica y es que parece que la presentadora ha decidido dar de qué hablar [VIDEO] desde hace un tiempo no podemos olvidar su famosa entrevista en El Hormiguero ni cuando acudió al programa de Jesús Calleja en donde como es típico en ella tuvo que liarla.

Recordemos que en El Hormiguero Paz Padilla se pasó con algunos comentarios homófobos y racistas hacia las personas a las que había visitado durante el viaje del programa planeta Calleja y es que no decimos que lo haga por maldad, pero esta humorista siempre ha destacado por sacar los pies del tiesto en alguna qué otra ocasión y precipitarse con sus comentarios en medios como periodista digital la criticaron mucho aludiendo a que en ocasiones tendría que cortarse la lengua a pesar de que Paz Padilla es alguien muy apreciado dentro del mundo del humor y la comunicación.

Hace poco la presentadora pilló un momento incómodo en su programa Sálvame ya que en un día en el que le tocaba presentar a ella tocó sacar el tema de Chiquito de la Calzada algo que como todos sabemos le afecta muchísimo ya que Paz estuvo muy apegada durante toda su vida profesional al fallecido humorista e incluso llegó a amenazar con irse de Sálvame si no se respetaba esto.

Paz Padilla saca toda su artillería

Ahora y como muchos sabemos Paz Padilla simpatiza bastante más con Loli la sobrina de Chiquito de la Calzada que con su propio hermano ya que siempre le ha mostrado su apoyo y este comportamiento ha hecho que Kiko Hernández le recordase que se la va a considerar como la principal defensora de la sobrina de Chiquito de la Calzada perjudicando a su hermano.

Para probar lo que se estaba diciendo Kiko Hernández le enseño a Paz Padilla un mensaje de la presunta informadora en donde se contaba todo acerca del intermediario que había [VIDEO] tenido lugar, Paz Padilla se sorprendió muchísimo y hasta dijo el nombre de la mujer.

Exclamaba en voz alta Pepa que era el nombre, que esperaba que fuese funcionaria porque como fuese interina Susana Díaz se iba a poner las botas.

Pero la cosa no quedo ahí repetía todo el rato el hecho de cómo se iba a poner Susana con todo lo que ella la quería, pero la más sorprendente de todo es la familiaridad con la que trataba Paz Padilla a Susana Díaz y la forma que tenía de hablar con ella como si tuviera una relación muy afín con la política.

La presentadora no paraba de decir el nombre de la informadora hasta que se vio obligada a entrar por teléfono para disculparse con Paz Padilla y contó que fue a tomar algo con algunos políticos y que lo escuchó.