Mike Isabella, conocido por competir en las temporadas 6 y 8 del ''Top Chef' de Bravo' [VIDEO]', está siendo acusado de acoso sexual por su ex empleada Chloe Caras. Caras está demandando a Isabella, su compañía Mike Isabella Concepts y sus cuatro socios comerciales, Taha Ismail, Yohan Allender, George Pagonis y Nicholas Pagonis, por una cantidad no especificada. Esta acusación viene a raíz de los movimientos ''Time's Up y MeToo. ‘‘

Las acusaciones

Chloe Caras fue la gerente general de los conceptos de Mike Isabella hasta diciembre de 2017. Caras alega que Isabella y sus socios comentaron sobre el tamaño de su trasero y la tocaron sin permiso.En la noche del 5 de diciembre, la situación llegó a su límite.

Caras dice que Isabella "apareció visiblemente ebrio" y que continuó diciendo comentarios inapropiados a Caras. Cuando ella le pidió que se detuviera, él se enojó.

Ella dice que cuando trató de irse, él continuó llamándola con nombres despectivos, luego la despidió. Caras también alega que durante todo el tiempo que trabajó para Isabella, recibió múltiples mensajes de texto inapropiados de sus jefes a través de un chat grupal de mensajes de texto.

Isabella se defiende de las acusaciones en su contra

Isabella, que está siendo representado por la firma de abogados 'Bascietto & Bregman Law Firm,' ha negado todas las acusaciones contra él diciendo que su compañía no tolera el acoso y la discriminación. Sus abogados dicen que Caras trabajó para Isabella durante años y nunca mencionó el tema y que ella en realidad no fue despedida; ella "se fue del trabajo y se negó a regresar, insistiendo en que había sido despedida".

Vídeos destacados del día

Sus abogados también dicen que el 60 por ciento del "personal de dirección y liderazgo" de la empresa son mujeres.

Los abogados de Isabella también le enviaron al Washington Post una lista de mujeres para contactar sobre su experiencia trabajando en el restaurante. Janelle Serianni, gerente general, dijo que aunque Isabella y sus compañeros beben en los restaurantes, ella no fue testigo de "insultos negativos o caricias". Dhiandra Olson, asistente del gerente general, ha trabajado para Isabella durante cinco años y dice que no ha visto a Isabella ni a sus compañeros hostigar a las mujeres, y que su restaurante es un "gran entorno para trabajar".

Dos chefs masculinos anónimos que anteriormente trabajaban para Isabella aseguran haber visto a Isabella gritarle a Caras y seguirla la noche en que la despidieron. Los cocineros permanecen en el anonimato por temor a represalias.

Otra acusación en contra de Mike Isabella

Caras no es la única ex empleada que acusa a Isabella de haber actuado mal. En una acusación por separado, Sara Hancock dijo que Isabella le dio un beso en la mejilla a fines de diciembre sin permiso, alegando que la convertiría en una superestrella.