Los datos avalan lo que las principales cadenas televisivas se temían. La irrupción de las conocidas plataformas de vídeo bajo demanda ha supuesto un giro radical en la forma de consumir contenidos. Mientras las principales cadenas en abierto luchan por el liderazgo, la evidencia de que la audiencia está cada vez más fragmentada parece evidente.

El mes de febrero se cerraba con un hecho inédito: un empate en el dominio del 'share' entre las grandes competidoras, el duopolio Antena3-Telecinco, que requirió de un análisis pormenorizado de apenas milésimas.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Series

Aquí es donde los servicios de ‘streaming’ juegan sus cartas, y Netflix y HBO se llevan la palma. No solo por su precio más que competente (7,99 euros al mes en ambos casos), sino que su amplio catálogo se convierte en la gallina de los huevos de oro para los devotos de la ficción.

Se toman cartas en el asunto

La balanza se torna hacia los nuevos modelos de consumo y Mediaset ha decido tomar cartas en el asunto. Así lo anunció su consejero delegado, Paolo Vasile, durante un encuentro con la prensa, en el que avanzó que el grupo había empezado a dar los primeros pasos para colaborar con sus nuevos adversarios "mediante la firma de acuerdos de coproducción", según informa Dirmconfidencial.

Unas negociaciones que coinciden con la pérdida de audiencia que pone en jaque a las cadenas generalistas en abierto y que confirma, una vez más, la buena salud de los canales de pago.

Nuevos acuerdos

Hace apenas unos meses se daba a conocer la noticia de que las principales cadenas de televisión en España habían cerrado varios acuerdos para llevar sus productos a estas plataformas y permitir así a los servicios de ‘streaming’ reproducir tales contenidos.

Vídeos destacados del día

Un ejemplo es ‘La casa de papel [VIDEO]’, la producción Atresmedia y Vancouver Media, que es ya todo un fenómeno a nivel mundial desde que aterrizó en Netflix. Un reconocimiento que comparte también con El Ministerio del Tiempo’, la producción de Onza Partners y Cliffhanger para La 1 de TVE. Hasta ‘Vis a Vis’, que pese a ser un drama carcelario con cierta semejanza respecto a ‘Orange is the new Black se ha convertido en otro de los grandes éxitos de la ficción patria. Y así una gran lista.

Por todo ello, Vasile aseguró que “el modelo de la televisión en abierto seguirá siendo válido al menos otros 20 años. No hay que luchar contra su enemigo, si no adaptarse”, según recoge Dirmconfidencial. Unos retos y oportunidades que, gestionados rigurosamente, adelantan lo que puede ser la clave para la sostenibilidad entre la televisión en abierto y las nuevas tendencias de consumo.