#Dragon Ball Super abrió sus puertas allá por mitad del 2015. En ese momento solo algunos entusiastas pensaban que la serie podría tener un éxito aun mayor que las dos últimas películas estrenadas en cines. Sin embargo, la serie se mantuvo lo bastante alto como para darnos varias sagas de historia original de la mano de Akira Toriyama. Aunque lamentablemente la serie tenga ahora un impasse por tiempo indefinido es necesario analizar los últimos acontecimientos.

¿Nuevo protagonismo?

En primer lugar, la saga de “Torneo de la Supervivencia” fue la mas larga de todas, superando incluso a la saga de Trunks del futuro la cual en su momento fue la mas longeva.

Las peleas entre Goku [VIDEO] y los diferentes Universos parecían no tener fin hasta que descubrimos que no solo el guerrero saiyajin se encargaría de pelear contra Jiren, el antagonista principal de la saga. Hablamos de la ayuda de Androide 17 y de Freezer [VIDEO]. Estos dos personajes con sus características diferentes aportaron lo suyo para que Jiren fuera derrotado.

Incluso Androide 17 ganó el torneo al ser el ultimo combatiente en estar de pie. Este protagonismo resultó ser muy interesante para romper un poco con la lógica de que #Goku y Vegeta siempre se llevan todo el crédito. Experiencia similar vivimos en la saga de Trunks donde el hijo de Vegeta aporto muchísimo para vencer a la fusión de Zamasu. Más atrás vimos cómo Monaka con su divertida presencia marcaba el final del Torneo entre los Universos 6 y 7, también rompiendo con el protagonismo casi absoluto de los dos saiyajines mas fuertes del Universo.

Volviendo al tema y a la pregunta que nos compete en este artículo, ¿Este fue el mejor final de saga? Por nuestro lado creemos que sí.

Androide 17 y Freezer

La participación épica de Androide 17, el final de Freezer ayudando a Goku no por lealtad al Universo 7 sino para cumplir el sueño de volver a hacer de las suyas, es decir por estrategia. El hecho de que vuelva con su ejército para buscar una tercera vuelta a la Tierra en busca de venganza o de seguir con sus fechorías la verdad que ha sorprendido a más de uno.

La relación con DBZ

El Torneo de Poder realmente se había puesto muy interesante y la dinámica del mismo nos recordó a momentos olivadados de Dragon Ball Z. Podemos decir que la serie terminó justo cuando mejor se estaba poniendo. La calidad de las peleas e incluso de gran parte de la animación venían en gran mejoría. Pero no todo es negativo, desde nuestro espacio estamos seguros de que no pasaran muchos meses hasta que #Dragon Ball Super vuelve a la pantalla para darnos más aventuras de Goku.