El último culebrón de Sálvame les ha estallado en toda la cara y esta vez parece que las consecuencias no van a ser tan agradables como han venido siendo hasta ahora. A Jorge Javier Vázquez cada vez lo aguantan menos.

Según fuentes de esdiario, Sálvame tiene un nuevo juguete roto y es que Gustavo González, paparazzi y colaborador de Telecinco, estalló en Sábado Deluxe en la entrevista que le realizaron. Llevaba varias semanas viviendo mucha tensión y siendo juzgado por sus propios compañeros al airearse, también en su círculo de trabajo, su vida sexual. Aparte de su exmujer y María Lapiedra se daba cuenta de numerosas amantes que había tenido el colaborador.

Gustavo González se sentó en el sillón del entrevistad para contestar las preguntas que le iban haciendo Jorge Javier Vázquez, Belén Esteban, Kiko Hernández, María Patiño, etc. sobre el tema que estaba ocupando numerosos medios de comunicación en estos últimos meses, la relación con la actriz María Lapiedra tras su separación al añadir un nuevo factor: otras amantes salían a la palestra.

La última que se había nombrado resultó ser una amiga íntima de la familia de Gustavo González, que de hecho trabajaba de cara al público en el pueblo donde Gustavo acostumbraba [VIDEO] a veranear con su familia. Esto ha provocado una gran conmoción y el paparazzi se ha planteado incluso la posibilidad de llevar este asunto ante los tribunales. Y es que Kiko Hernández presume que tanto esta mujer como su esposo formarían parte del grupo de amigos con quién el y su mujer solían compartir las vacaciones de verano.

Gustavo González estalla contra Jorge Javier Vázquez y el resto de sus compañeros

Kiko Hernández mantiene la versión de que esta mujer es una gran amiga de la ex esposa de Gustavo González y que se llevó una grata sorpresa cuando descubrió que el paparazzi se había separado, ya que se pensó que era por su culpa pero que se llevo una decepción aún más grande cuando descubrió que no la había elegido a ella sino a María Lapiedra.

Gustavo está pasando por momentos bastante malos y es que al fotógrafo no le gusta que se continúe hablando en Sálvame sobre su vida privada, y que se especula acerca de la mujer con la que presuntamente habría estado conjuntamente con su mujer y con María Lapiedra e incluso amenazó con dejar el programa ya que sufría momentos de ansiedad y que se encontraba al límite.

Y mencionó también al hecho de que Kiko Hernández grabará la conversación privada que habían tenido con María Lapiedra afirmando [VIDEO] que no podía trabajar en estas circunstancias, pero no fue el único al que criticó, sino que Jorge Javier Vázquez en concreto y el resto de sus compañeros en particular fueron los destinatarios de unas duras palabras de Gustavo: "al entrar cada día el trabajo mis compañeros ni me saludan", el paparazzi asegura que se encuentra psicológicamente destrozado y que Jorge Javier Vázquez y sus demás compañeros lo están tratando de una forma inhumana.