Susto y de los buenos el que se han llevado tanto sus hijas, como el resto de familiares y de fans de la veterana presentadora María Teresa Campos tras un nuevo empeoramiento en su estado de salud.

Cuando todo parecía encaminado tras su ingreso hospitalario durante el pasado fin de semana y sobre todo después de que su hija Terelu interviniese el sábado en el Deluxe para indicar que todo estaba bajo control, en las últimas horas se ha hecho público que un empeoramiento en el estado de salud de la conductora ha provocado que esta vuelva a pasar por quirófano.

Intervención que ha tenido lugar en el Hospital de la Luz de Madrid donde era operada tras sufrir un cuadro de suboclusión intestinal secundario a un cuadro adherencial por cirugía ginecológica previa, tal y como reza el comunicado médico que la familia ha permitido se emita desde el centro médico donde esta sigue recluida a estas horas durante el post operatorio.

Una operación que obligaba al doctor José Luis Calleja [VIDEO], quien a estado a cargo de la conductora andaluza en todo este proceso, a sedarla en busca de un movimiento quirúrgico que les ayude a confirmar la afectación que está sufre y que a estas horas, a tenor de lo revelado por sus hijas, todavía está pendiente de confirmarse.

Si bien estas han querido tranquilizar a los espectadores tras esta nueva intervención en una zona en la que María Teresa Campos ya fue intervenida anteriormente indicando que todo ha marchado como estaba previsto, lo cierto es que los muchos fans que la histórica presentadora andaluza tiene por toda España no han dudado en alarmarse y empezar a llenar las redes rezando por su pronta recuperación tras un nuevo susto.

Los achaques de María Teresa Campos

Y es que, cabe recordar que la presentadora televisiva cumplirá en unos meses 76 años, sufriendo la pasada primavera un episodio de isquemia cerebral que hizo temer lo peor y que habría dejado alguna consecuencia [VIDEO] a su salud ocular de la que por suerte se habría estado recuperando poco a poco hasta que, de nuevo, un achaque de salud la ha mandado al hospital.

Una serie de informaciones que complican y mucho el último sueño televisivo de la comunicadora que pasaba por retirarse en antena, con un nuevo magacín como el que ha presentado a lo largo de la dilatadísima carrera que esta ha firmado y que ahora, tras estos nuevos problemas de salud, parece alejarse más que nunca ante las dudas sobre su estado para llevarlo a cabo.