Si Sálvame fuese una serie de televisión parece claro que esta sería la vetusta, noventera y siempre recurrente "Los problemas crecen". Y es que en lo poquito que llevamos de 2018 el espacio de corazón que más tiempo llena en antena en toda la parrilla televisiva patria ha visto cómo se le marchaba un colaborador, cómo otros amenazaban con seguir su camino, cómo se le iniciaba una investigación por un posible caso de "publicidad encubierta" y, más recientemente, cómo se enteraban de que una nueva demanda ya estaba en camino.

Y es que, si ya informábamos de que la ingente multa a la que Sálvame [VIDEO] se enfrenta si se demuestra que habría utilizado estratagemas prohibidas para inducir a la compra de una conocida revista, ahora parece que la demanda judicial que está a punto de serles notificada puede tener incluso peores consecuencias.

Al menos así lo revelan nuestros compañeros de EsDiario, donde aseguran que la venganza que habría empezado a servir ya en bandeja de plata una ex colaboradora del programa podría acabar costando "millones" a un espacio al que parece que últimamente le crecen los enanos firmando así su futuro más incierto.

Lo que esta fuente indica es que Raquel Bollo, de quien se vienen firmando algunos seriales que nada están gustando a la que fuera tertuliana de ese mismo espacio, tendría lista una doble demanda judicial que califican de "millonaria". Por un lado, la primera estaría encaminada a defender "el honor y la intimidad" de un menor de edad como es el caso de su hijo y por otro una segunda que tendría como eje central la acusación de un doble delito contra su honor e injurias y calumnias con publicidad que le afectaría a ella misma.

Un combo que tendría completamente en jaque al departamento jurídico de la cadena ya que, en el caso de que la parte acusadora pueda demostrar con pruebas fehacientes que ha sido así, el asunto se puede convertir en toda una escabechina para un espacio que no deja de recibir malas noticias de un tiempo a esta parte.

Sálvame y sus problemas de audiencia

Y es que, a estos problemas judiciales, hay que sumarle el que tiene que ver con la audiencia después de que, por primera vez en mucho tiempo, este mes de febrero llegase a perder el liderato de la audiencia con su máxima rival, Antena 3.

Así pues, parece claro que si sigue en esta senda de problemas jurídicos y pérdida de audiencia, su final podría anticiparse como varios medios han venido recordando en las últimas fechas. Malos tiempos para Sálvame [VIDEO].