Ya está. Se acabó. El futuro de Mila Ximénez y de Sálvame no seguirán ligados ni un día más. Eso es al menos lo que se desprendía de la exclusiva que lleva a portada en su edición de hoy la revista Semana [VIDEO] en la que se detallan los motivos por los que esta ha estado ausente del programa en los últimos días y lo que tiene previsto hacer en el futuro.

Según esta publicación, cansada de tanto ajetreo y disgustada con los últimos movimientos que se han producido en el programa de corazón decano de la televisión española, la ex mujer de Manolo Santana decidía tomarse un parón indefinido que le llevaría a alejarse progresivamente de su puesto actual y a buscar una jubilación que por edad ya podría gozar.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Tal y como ella misma se ha encargado de asegurar en sus perfiles oficiales [VIDEO] en las redes sociales ni ha hablado con la citada publicación, ni hay exclusiva de ningún tipo, ni ha decidido abandonar Sálvame. Al menos para siempre.

Y es que, si bien si es cierto que ha decidido salir durante un tiempo para tomar aire, disfrutar de unas vacaciones alejada del ajetreo mediático y que le ha llevado a abandonar su puesto de trabajo durante algunas fechas, su retorno al espacio que presenta Jorge Javier Vázquez está más que garantizado.

Así lo ha asegurado, por otra parte, en la revista Lecturas, con quien sí ha hablado en las últimas horas concediendo un reportaje en su amada Marbella en el que ha repasado alguno de sus rincones favoritos de la ciudad, aprovechando, de paso, para mostrar al mundo el que es su nuevo 'look'.

Atrás y de por vida parece haber quedado ya aquella melena platino apostando ahora por un corte mucho más corto, con un notable flequillo, un peinado que simula un despeinado de lo más pensado y que le otorga una imagen mucho más joven y desenfadada que la que venía luciendo desde que decidiera renovar su rostro pasando por quirófano.

La verdad sobre la marcha de Mila

Así pues su salida, tal y como asegura en la publicación que sí ha pasado unos días con ella, se debe para recargar las pilas y "volver con más fuerza que nunca" para afrontar lo que se espera sea el último tramo laboral en televisión antes de empezar, poco a poco, a desligarse de sus muchos compromisos empresariales que le tienen atareada por completo.

Una salida para volver a entrar. Que ninguno de sus enemigos se haga ilusiones. Vuelve en unos días y lo hace con ganas de poner varios puntos sobre las íes.