Alerta roja en Mediaset España. Uno de los programas que más audiencia viene aglutinando al otro lado de la pantalla y que más rentable resulta para la cadena estrella del grupo audiovisual de origen italiano podría dejar de emitirse más pronto de lo que se imaginan si no se logra evitar su marcha.

Así lo hemos conocido de la mano de la información que nuestros compañeros de El Confidencial Digital han llevado a portada y revela que los derechos para producir el programa de tele realidad Supervivientes [VIDEO] por parte de Telecinco o alguna de las cadenas de este conglomerado audiovisual expira en 2020. Es decir, en menos ya de dos años.

Detrás de esta opción cada vez más real está la guerra interna que, según este medio, llevarían lidiando Banijay Group, la poseedora de los derechos de Survivor, la matriz internacional que permite su venta y traducción bajo Supervivientes en España, y el grupo transalpino de Mediaset.

Los hechos se remontan concretamente al mes de julio de 2015. Cuando los galos rubricaban la cesión de estos derechos a Zodiac Media. Fue entonces cuando empezó una desbandada de directivos primero y de varios de los programas que estos manejaban de Telecinco desencadenando un enfrentamiento público y notorio.

De aquellos polvos llegan estos lodos. Y es que Marco Bassetti, jefe de Banijay estaría dispuesto a devolverle la "jugada empresarial" a Paolo Vasile, tal y como desde dentro de esta empresa le habrían confirmado al medio que en España se está haciendo eco de esta bomba informativa.

Teniendo en cuenta que para poder seguir emitiendo Supervivientes [VIDEO], Vasile tendría que sentarse a negociar y llegar a un nuevo acuerdo de cesión de estos derechos durante el próximo año, parece que pintan bastos de cara a la continuidad del reality show más extremo de la televisión patria... al menos en Telecinco.

Nervios en Telecinco con Supervivientes

Algo que supondría todo un drama de máximo calibre para la casa que ahora lo emite si tenemos en cuenta que este formato ha sido el que mejores datos de audiencia ha venido arrojando en los últimos dos años de hundimiento de Gran Hermano y GH VIP. De ahí que en la casa consideren imprescindible seguir contando con este espacio para no perder comba en la cada vez más dura guerra con Atresmedia.

Es precisamente esta última casa la que podría arrebatar el formato a Mediaset en el caso de que no lleguen a un acuerdo antes de 2020. Pintan muy feas en Telecinco con su gallina de los huevos de oro.