Todas las actividades televisivas están sujetas o regidas por normativas, las que deben cumplir para no infringir la ley. De no hacerlo pueden acarrear terribles consecuencias que permitan un desbalance en su economía. En el caso de las cadenas de TV la Ley General de Comunicación Audiovisual y la Comisión de Mercado y Competencia son los entes encargados de velar el cumplimiento de las normas.

Cualquier incumplimiento realizado puede dar lugar a sanciones de tipo monetario, no hablamos de otra cosa que multas. Se decide un monto a pagar por haber incurrido en esta falta, por supuesto todos tiene derecho a réplica para demostrar o aclarar las circunstancias que dieron lugar al hecho.

Algo como esto es lo que sucedió con la cadena Mediaset. Puede que haya sido una acción inocente como puede que no. Solo deben demostrar sus acciones con hechos.

¿Cuál fue la falta cometida?

De acuerdo con un comunicado de Competencia, durante el programa Sálvame Limón/Sálvame Naranja [VIDEO] presentado por Jorge Javier Vázquez. Se hizo referencia a una revista de tipo publicitario –promocional, incitando su compra no solo de manera visual sino también de forma verbal.

Por lo que la Comisión Nacional de Mercado y la Competencia decide abrir un expediente en contra de Mediaset [VIDEO], que conlleva a sanciones pertinentes al caso. La CNMC explica que este tipo de acciones pueden inducir a los telespectadores a cometer errores, pues no solo se mostró la información de la portada de la revista en cuestión sino que también se realizó una promoción de esta.

La situación se torna confusa pues cada persona lo puede tomar como una invitación a adquirir el producto presentado. Ahí es donde se vuelve un problema para los implicados.

Lo que da lugar a una infracción grave de acuerdo con el artículo 58.8 de la Ley General de Comunicación Audiovisual (LGCA) que sanciona la publicidad encubierta y el uso de técnicas subliminales. Sí proceden estas acciones Mediaset será sancionado con una multa de 100.001 hasta 500.000 euros y deberá presentar algún alegato en un plazo de 10 días.

Habrá que esperar 10 días o quizás más para saber cuál es el desenlace de esta historia .Es de imaginar que Mediaset no se quedará con las manos cruzadas ante esta situación. Una de las soluciones es demostrar que lo de la revista fue algo fortuito o simplemente deberán admitir su culpabilidad y pagar su multa. Esa cantidad supondría un dolor en el bolsillo para la empresa.