Quentin Tarantino [VIDEO], el conocido director que cambió el mundo cinematográfico, el autor de Reservoir Dogs, guarda secretos en sus películas que no todos son capaces de captar. Por ejemplo, sus gustos: entre la sangre, las escenas de acción y las múltiples referencias a películas y series televisivas se esconden, ¿unos pies? Sí, has oído bien. Si eres fan del director americano, te habrás dado cuenta de que en casi todas las películas que ha dirigido salen un par de pies femeninos.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

¿Casualidad?

Quentin Tarantino: director de la cabeza a los pies

La podofilia es una parafilia que trata de la excitación sexual que sienten algunos (en su mayoría hombres) por los pies, cuando los tocan o cuando los huelen.

Bueno, al igual que en el Cine, Tarantino va más allá, chupando (casi comiendo) los pies de Salma Hayek en la película Abierto hasta el amanecer , de Robert Rodríguez. Podría ser una simple coincidencia, pero la sorpresa llega cuando nos enteramos de que el propio Tarantino escribió esa escena y pidió ser él el personaje que la realizara.

  • En Pulp Fiction, Uma Thurman camina descalza por la casa de Marcelus Wallace (plano detalle).
  • En Kill Bill 1, Uma Thurman intenta mover los dedos de sus pies tras estar en coma.
  • En Jackie Brown, los pies con anillos de Bridget Fonda moviéndose sensualmente. Dejamos que los lectores encuentren por sí mismos las demás referencias.

Todo por el cine de Quentin Tarantino

Pero, ¿es este un problema para visualizar su cine y disfrutar de su obra? Muchos atacan a Tarantino de ser un depravado y, en los últimos días, Tarantino se ha sumado a la lista negra de Hollywood, pero no por abuso sexual.

Ha sido denunciado por Uma Thurman, por obligarla a conducir un coche en mal estado en una escena peligrosa para el rodaje de Kill Bill. La actriz, acabó teniendo un (esperado) accidente en el que casi pierde la vida. Todo porque el director quería a la actriz en el plano y no a un doble.

¿Es realmente necesario arriesgar las vidas de los actores y actrices para una película? ¿Por qué decidió no utilizar dobles? ¿Por amor al arte? En todo caso, la última decisión debería caer en los actores. Imagínense la presión a la que estuvo sometida Uma Thurman para tener que arriesgarse de ese modo. Todo por una película, aunque, para bien o para mal, el film no pasó desapercibido. Por ahora Tarantino no ha realizado declaraciones, pero la Industria se le echa encima, como a muchos otros. Es una lástima que algunos de los que eran nuestros héroes no resulten ser quiénes pensábamos.