Aunque ya sepamos que pocas cosas gustan más a los famosos que buscar el elixir de la eterna juventud en los quirófanos de los prestigiosos médicos que ponen su conocimiento al servicio de la desaparición de las arrugas de los más pudientes, no deja de llamar la atención la cantidad de estos que se dejan pasar el bisturí por el rostro y otras zonas cada bien poco.

Y es que solo echando un ojo a los colaboradores de Sálvame [VIDEO] cuesta encontrar un solo nombre que todavía no haya pasado por chapa y pintura en busca de corregir esto o lo otro.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Tanto es así que si contamos las intervenciones a las que se han sometido todos los tertulianos y presentadores del programa de corazón decano de la televisión española hablamos de unas cuantas decenas.

El último en haberse pasado varios filtros de Photoshop en una clínica de cirugía estética ha sido uno de los últimos en llegar. Hablamos del defensor del espectador, Carlos Lozano [VIDEO], quien tras un tiempo desaparecido del ruido mediático se ha sabido que la ausencia se debía a su última corrección.

Así lo aseguran nuestros compañeros de Cotilleo, quienes dan por hecho que el cambio físico con el que este ha retomado de sus vacaciones no se ha producido por arte de magia. No obstante, y dado el secretismo con el que el protagonista de esta historia estaría llevando el tema, prefieren no mojarse a la hora de matizar qué es exactamente lo que este se habría hecho.

No obstante, echan mano de las elucubraciones de varias cuentas de líderes de opinión en las redes sociales para dar voz a los cantos de sirena que hablan de una inserción de botox por un lado y de una operación de injerto de pelo que poco a poco estaría dando resultados en la cabellera del presentador.

Sea como fuere, lo cierto es que a pesar de haber entrado ya en la década de los 50 años, el conductor, sea en mayor o menor parte obra del bisturí, está tremendamente joven.

El nuevo aspecto de Carlos Lozano

Por si esto fuera poco, Lozano se encuentra en uno de sus mejores momentos profesionales tras haber vuelto a España y recuperado el espacio perdido durante mucho tiempo como presentador de espacios en prime time como lo es Granjero busca Esposa o su nueva tarea de defensor del espectador de Sálvame.

Menos bien parecen marcharle las cosas en el aspecto sentimental, donde parece no logra encontrar la estabilidad sentimental que parecía haber encontrado en su etapa como conductor y actor en Perú. Viendo su nueva imagen no tardará en encontrarla.